Ayarza Garré destacó la decisión de Franetovich de ir al Concejo

"Desde que soy concejal, en este período, es la primera vez que va el intendente va a dar una explicación, porque nunca las da", dijo Juan María Ayarza Garré, concejal de Unión Chivilcoyana, sobre la respuesta brindada por el jefe comunal al pedido de informes presentado por su bloque.
El dirigente habló con Radio del Centro, y lamentó que el jueves no asistió a la sesión porque no estaba en Chivilcoy. De todas maneras valoró la determinación del intendente.

"Me parece importante, porque me cayó muy mal el discurso del intendente (del 25 de Mayo)", comentó, y acotó: "En un acto del Día de la Patria, en un lugar lleno de chicos, después de un discurso muy bueno como el que había dado (Stella Maris) Cerdán, uno esperaba que el intendente hablara de la Patria, sel sentimiento patriótico, pero salió con un discurso tribunero".

"En algún momento (el intendente) pidió disculpas, porque por ahí tiene algún chispazo de sentido común, pero me cayó mal".

"Todos saben que yo no me hablo con el intendente. Me ofendió, me amenazó, pero de todas maneras por las obligaciones que uno tiene como concejal decidí concurrir al acto, y no lo aplaudí porque no creí que mereciera un aplauso su discurso".

Entendió que el mensaje que dio Franetovich en el acto fue "una falta de respeto, para todos, y en especial para esos chicos (los alumnos de escuelas) que estaban presente".

"Seguramente estaba muy indignado, pero uno hasta se siente tocado. Porque alguna vez nos amenazaron, nos quisieron quitar el derecho de palabra en el Concejo Deliberante, entonces se pregunta: ¿qué habremos hecho ahora…? Por eso hicimos el pedido de informes".

Más allá de estas consideraciones, Ayarza Garré, manifestó que "el hecho de que el intendente haya ido al Concejo Deliberante me parece muy importante. Parece que empieza a entender que si no hay diálogo no se llega a nada".

Reiteró la posición de Unión Chivilcoyana de "apoyar lo que está bien y rechazar lo que nos parece que está mal".

"En esta administración se hicieron muchas cosas. Vino mucha plata de la Provincia, mucha de Nación, pero no se administra bien, y se ofenden".

"No se administra porque es un jolgorio de plata; y políticamente tampoco hacen las cosas bien, porque podríamos tener mejor diálogo, pero no lo tenemos".

Aclaró que con los concejales del oficialismo "hay un trabajo en conjunto que es bastante bueno, a pesar de nuestras diferencias".

Lamentó "la política de puños cerrados, porque el que tiene puños cerrados no puede dar la mano. Nosotros queremos dar la mano para que a los chivilcoyanos nos vaya mejor".

Finalmente reiteró: "Me alegra que el intendente haya ido al Concejo Deliberante, no para retarnos, sino para hacer una aclaración".

Comentá la nota