Ayala aprecia que hay 10.000 habitantes afectados

La intendente de Resistencia, Aída Ayala, dijo que la situación amenazante del río Negro pone en riesgo a 10.000 personas que viven en barrios que podrían ser anegados por la creciente de ese curso fluvial. Al respecto expresó su preocupación por la conjugación de factores que repite aspectos de las inundaciones sufridas en 1998.
Ayala, en declaraciones a FM Universidad, comentó que en la noche del martes hubo una reunión con las autoridades del APA, quienes "dieron un informe bastante preocupante, porque se puede afectar a una población como Villa Río Negro, Miranda Gallino y La Isla, donde hablamos de 10.000 habitantes".

"Situación límite"

"Tenemos un río Negro alto, un Paraná alto y lluvias intensas. Es decir que tenemos el fenómeno recurrente que se produce cada diez o doce años. Es una situación similar a la del ’98, pero ahora deberíamos tener un río Negro totalmente regulado, con el cierre en Colonia Popular y el cierre hacia el Paraná, y ahí viene la discusión de la cota del río Negro, donde fue tapa de los diarios y nosotros decíamos que más allá de los manuales había que mantenerla en 47. Hoy estamos en 48 en la zona de Miranda Gallino, con el riesgo del agua que se viene de Tirol, donde llovió 300 milímetros. Esa masa de agua avanza hacia Resistencia y tenemos un Paraná alto", advirtió.

"Nosotros habíamos advertido que al Negro había que mantenerlo bajo para evitar estas complicaciones", agregó, y admitió que la situación "es complicada, de riesgo, por la creciente del río Negro, que se podría haber manejado de otra manera".

La intendenta dijo que se elaboró un plan de evacuación "porque tenemos que estar alertas a las instrucciones de la APA, que tiene que manejar el río Negro, en una situación muy complicada". Por eso dijo que podría haber más evacuados "incluso sin lluvias, porque va a llegar la masa de agua de Tirol y tenemos zonas complicadas. Y con lluvias, ojalá que no ocurra, porque sería peor".

"La verdad es que estamos en una situación límite", insistió, y dijo que el anegamiento de áreas en el norte de la ciudad, en la zona del Autódromo, también se debe "a que el Negro está alto, y entonces el (arroyo) Ojeda no puede descargar en el río como lo hace en situaciones normales".

Comentá la nota