"Hay que avisarle a Kirchner que la recesión ya llegó"

Segunda de una serie de entrevistas de los candidatos porteños en la Redacción de Clarín.
En una extensa entrevista con un grupo de periodistas en la redacción de Clarín, Alfonso Prat Gay desplegó su discurso técnico para criticar al kirchnerismo y al macrismo, y por momentos dejó de lado ese perfil para contar aspectos de su vida cotidiana.

Ideológicamente, ¿dónde está?

El domingo estuve en el recital de Calamaro y un tema dice "no me mientas, no me digas la verdad, no te quedes callada ni levantes la voz". Casi no deja opción. Recién, en un almuerzo, Lilita (Carrió) contestó lo mismo: nosotros insistimos en la preeminencia de la moral. El principal problema de la Argentina es una pobreza moralmente inaceptable y eso es anterior a la ideología.

¿Cuál fue su origen político?

De chico no milité y luego estuve mucho tiempo afuera del país. Casi no voté en presidenciales.

¿Y en el 2003?

Lo voté a Kirchner.

¿Y cuándo se decepcionó?

En septiembre de 2004, al final de mi mandato en el Banco Central, Kirchner me ofreció seguir por otro término más. Y no acepté. Entre otras cosas, porque intuía que su concepción del poder nos iba a llevar a problemas y se lo dije de frente, tenía buena relación con él. En ese momento escuchaba, ahora dicen que no...

¿Kirchner sabe de economía? Lavagna dice que no.

Yo creo que Kirchner sabe más que Lavagna. Pero sabe bastante menos de lo que él cree saber.

Criticó la suba de impuestos. ¿En este momento se pueden bajar?

Se deben bajar. Este año, Estados Unidos tendrá un 12% de déficit. Gran Bretaña, 15%. En este contexto, es bueno tener déficit y es una señal de credibilidad: significa que hay alguien dispuesto a financiártelo. Pero Argentina negoció tan mal la deuda que no tiene acceso al financiamiento.

¿La elección será determinante para que Kirchner devalúe o no?

Quiero aclarar que el tipo de cambio no es facultad de un ex presidente. Durante mi etapa en el Banco Central, Kirchner nunca levantó el teléfono para decir "hacé esto, dejá de hacer esto". Eso habla del deterioro institucional. En cuanto a la pregunta, después de las elecciones seguro se viene un aumento de impuestos.

¿Le reconoce aspectos económicos positivos al Gobierno?

Hubo crecimiento, pero nunca distribución del ingreso. Esta bandera Kirchner la dejó afuera de la Casa Rosada. Desde principios del 2007 no hay números oficiales en esa cuestión y en ese momento era como en 2002: el ingreso promedio del 10% más rico 28 veces y medio que el 10% más pobre. Hace 40 años, era 12 veces. En los 90, era alrededor de 21 veces. La matriz ideológica es la misma que en los 90. Ahora veo a Kirchner mostrando el vaso y habría que explicarle que en esta década el crecimiento tampoco derramó.

Hasta ahora habló de cuestiones nacionales. ¿Cómo ve a Macri?

Es porque Kirchner es virtualmente el ministro de Economía y espero que el 10 de diciembre asuma, porque yo me voy a sentar en la Comisión de Hacienda y Presupuesto en la que se va a definir la política económica. Macri no me gusta. Su razonamiento fue: "Tengo capacidad de endeudamiento, con eso hago obras, me van a ver gestionar y me van a querer". No funcionó, porque no pudo colocar la deuda y la gestión es pobre.

¿Michetti hace propuestas?

Yo no las conozco. Ella cree que en el Congreso va a lograr la autonomía y es ingenua. De 257 diputados, apenas 25 representan a la Ciudad. Y la Ley Cafiero, que es la que limita la autonomía, fue aprobada por el PJ de la provincia de Buenos Aires que está en la lista con Francisco De Narváez.

Como economista, ¿a usted cómo se lo puede clasificar?

Miren, guardé las tapas de los diarios de mi asunción. La Nación tituló: "Prat Gay, liberal ortodoxo, se hace cargo del Banco Central". Y Clarín: "Asume la conducción un pragmático keynesiano".

¿Y cuál lo define mejor?

Estoy más cerca de la definición de Clarín que de la de La Nación.

En cuanto al problema moral de la pobreza, ¿replantea su carrera por su etapa en el banco JP Morgan?

No hay nada que ocultar. Trabajaba en un banco como ustedes en un diario. No era dirigente ni tenía responsabilidades en el país.

¿Coincide con Carrió en el discurso apocalíptico y el "régimen"?

Carrió es muy florida en las expresiones. Ahora, que este gobierno se toma atribuciones que no son democráticas, por supuesto lo comparto. Y en algunos aspectos la recesión es más profunda que en 2001. En los dos casos cayó el volumen de demanda interna, pero ahora hay dos dificultades adicionales. Estuve con cartoneros de Quilmes que lo explicaron con claridad: les sube el precio de las cosas para vivir y les baja el precio de las que venden, por la crisis internacional.

¿Ve problemas de gobernabilidad si el Gobierno pierde la mayoría?

Yo creo que es al revés. Por un exceso de poder estamos en una situación muy delicada. Kirchner dijo: si perdemos viene el 2001, viene la recesión. Bueno, hay que avisarle que la recesión ya llegó, independientemente del resultado del 28 de junio.

¿Lo saludan en la calle? Es el candidato con menor conocimiento.

No sé cuánto lo conocen a Heller o a Pino. Que Gabriela sin dudas y menos que Ibarra.

¿Qué le recomendaron los consultores para descontracturarlo?

Nunca recibí tantos consejos como en estos meses. Hasta un fotógrafo, en una cena de recaudación, me aconsejó aflojarme.

¿Es cierto que se defiende cantando? A Macri le dio resultado...

¿Ustedes creen? Eso habla muy mal de la capacidad auditiva de este país...

Comentá la nota