El PJ avisa a Saiz: si no paga habrá crisis social

Intendentes exigen coparticipación y otros recursos atrasados. Insisten en la necesidad de dialogar abiertamente con el gobernador. Adelantaron que habrá "medidas contundentes" si no les cumplen.
Los intendentes del PJ advirtieron ayer al gobierno provincial que si mantiene los atrasos en el pago de coparticipación, fondo sojero y otros convenios específicos "la situación se va a volver insostenible desde el punto de vista institucional y social".

"Ha llegado a un grado tal de incumplimiento que nos obliga a hacerle saber a nuestros vecinos que si el gobierno provincial sigue utilizando fondos que corresponden a los municipios para resolver sus problemas de financiamiento en desmedro de las cuentas de nuestras administraciones, estamos dispuestos a tomar medidas que sean necesarias para no permitir tal desmanejo", alertó ayer un comunicado firmado por los jefes comunales de Roca y General Godoy, Carlos Soria y Juan Domingo Garrone.

La oposición también se quejó por la falta de respuestas al pedido de audiencia formal que tramitó dos semanas atrás la Liga de Intendentes ante el gobernador, Miguel Saiz.

Esa necesidad de reunirse surgió de un encuentro del PJ en Luis Beltrán, donde se lanzó el primer alerta para normalizar los pagos de la coparticipación provincial, el pago de regalías a los municipios productores de petróleo, el aporte coparticipable del fondo sojero, la deuda de compromisos por convenios específicos con varios municipios y la modificación de programas, planes y metodologías en varias áreas de gobierno.

"El primer municipio justicialista que no pueda pagar en tiempo y forma sus obligaciones porque la provincia profundiza y mantiene el nivel de incumplimiento, nos encontrará a todos los intendentes juntos luchando por lo que nos corresponde y tomando medidas contundentes para evitar el estallido social y la crisis institucional de nuestras administraciones", subrayaron Soria y Garrone.

Sumando elementos a sus declaraciones, los intendentes plantearon la posibilidad de que la administración Saiz haya priorizado los compromisos políticos ante las obligaciones con los municipios.

"No sea cosa que se esté utilizando la plata de nuestros trabajadores municipales para sostener los miles de punteros becados que tiene el gobierno provincial en toda la geografía rionegrina, porque, de ser así, la situación se tornará crítica e irreversible", enfatizaron las autoridades locales.

Los intendentes también informaron que comenzaron la ronda de conversaciones con los gremios municipales, "que ven con preocupación la situación financiera de algunos municipios ya que los primeros perjudicados serán los empleados municipales, proveedores locales y, consecuentemente, el servicio público que brindan los municipios".

También se aseguró que "varios intendentes han coincidido con los trabajadores en la necesidad de unirse en este reclamo y articular medidas de acción conjunta frente al desfinanciamiento".

Comentá la nota