Avión sospechoso: se cierra el círculo sobre el asesor de Jaime

La investigación contra el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime continúa cerrándose en torno a un ex asesor suyo que, según todos los indicios, intervino en la llegada al país del costoso avión que usaba el ex funcionario.
Ayer debió pasar por tercera vez por Tribunales el gerente general de la empresa de taxis aéreos Mac Air, Carlos Colunga. Este hombre ya había involucrado al ex asesor de Jaime, Manuel Vázquez, y a su hijo, Julián Vázquez. El hijo de Vázquez también fue mencionado ayer por otro testigo, el gerente de Mantenimiento de Mac Air.

De acuerdo con fuentes judiciales, Colunga dijo ayer que la misteriosa firma costarricense que adquirió el año pasado el avión, Pegasus, era la que pagaba el seguro de la aeronave.

Además, reiteró la existencia de un preacuerdo verbal para que Mac Air explotara el avión en el país mientras éste no era usado por sus dueños. Colunga había dicho que el acuerdo se cayó cuando exigió al hijo de Vázquez poner en los papeles el nombre de una persona física y una dirección real en la Argentina. Las acciones de Pegasus son "al portador", lo cual dificulta identificar a sus verdaderos dueños.

El testigo negó que haya papeles sobre el acuerdo caído entre Pegasus y Mac Air. Sin embargo, fuentes del mercado aeronáutico aseguraron que fue Colunga quien contactó a Pegasus con la firma Elkrest, de las Islas Vírgenes, que financió la operación de compra de la aeronave a través del banco de Utah.

En ese acuerdo, aseguraron estas fuentes a Clarín, figuraba la firma Mac Air como "operador inicial" de la aeronave. El avión es un Lear Jet matriculado en los Estados Unidos que nunca fue "nacionalizado" por los problemas entre Pegasus y Mac Air y que actualmente duerme en un hangar del aeropuerto de Carrasco, en la ciudad de Montevideo.

La aeronave se convirtió en la pieza clave de la investigación contra Jaime por presunto enriquecimiento ilícito. El avión costó 4 millones de dólares y comenzó a ser usado por Jaime y su familia luego que se denunciara en la Justicia que utilizaba taxis aéreos pagados por firmas a las que debía controlar como secretario de Transporte.

Comentá la nota