Avenida Mitre, abandonada

Aunque es una calle ancha de doble sentido de circulación, hasta tanto no se cambien los carteles indicadores será Avenida Bartolomé Mitre.
Pues esta arteria principal, que tantas polémicas provocó en la historia reciente, se ha convertido en un verdadero lío. Todo lo propuesto en materia de señalización se hizo a medias.

Desde aquella promesa aseverando que en 180 días estaba solucionado el tema tránsito, hasta estos días en que hace varios meses se pintaron las rayas amarillas centrales para prohibir el giro a la izquierda, no se ha hecho nada.

No sabemos si se ha presentado el proyecto de ordenanza para adecuar la ordenanza de tránsito y mucho menos que pasará con el semáforo de la calle Lalla que se proyectó para el giro de los colectivos y hace más de un año que solo hay tres columnas plantadas.

Por otra parte, si queremos ordenar en alguna medida el estacionamiento de motos, que ahora las paran en cualquier parte incluso entre los autos, se deben pintar y señalizar las dársenas habilitadas para el estacionamiento de motos colocando vallas movibles con base de cemento como hay en ciudades vecinas, que limitan las invasiones de esos lugares por vehículos mayores.

La señalización es el primer paso y después seguir con lo planificado, pues hace varios meses que la Provincia ha adherido a la Ley 24449 de Tránsito de la Nación, y es muy clarito que esta ley prohíbe la instalación de reductores de velocidad y como se hizo la remoción de muchos de ellos en dos días, se debería continuar con los que faltan.

Y allí tendríamos una tarea para los inspectores municipales controlando el tránsito para que no se cometan excesos, además del mal estacionamiento.

Comentá la nota