La avenida de la Costa tendrá dos carriles y llegará hasta Avellaneda

La actual avenida de la Costa tiene, en todo su recorrido, un sólo carril que va hacia el norte. A partir de las futuras urbanizaciones, la traza incorporará la otra mano y llegará hasta Avellaneda.
El proceso de reconversión urbana en Puerto Norte tendrá en menos de dos años una obra pública significativa para los rosarinos. Se trata de la ampliación y mejoramiento de avenida de la Costa, que se extenderá de Oroño a Avellaneda duplicando el número de vehículos que podrán circular por la traza. Pero esa no será la única mejora: también se sumará el parque de la Arenera, un nuevo espacio verde entre el parque Sunchales y la ex Agroexport.

Todo esto forma parte de la urbanización aprobada por el municipio para toda la ribera comprendida entre Francia y Avellaneda. Son 1.100 metros cuadrados de obras viales que tendrán una inversión mixta de los cinco emprendimientos inmobiliarios que ya se están construyendo en la zona.

La nueva arteria será de doble mano, con canteros centrales y en el tramo entre Oroño y Francia se llamará Estanislao López (el tramo hasta Avellaneda quedará como Luis Cándido Carballo). Está previsto que los privados solventen la inversión en señalización de tránsito, semáforos, iluminación, construcción de calzadas, veredas, forestación, parquizado y los canteros centrales para un tramo de doble mano, además de una tercera vía de acceso a los emprendimientos privados, con dársenas de estacionamiento.

La traza tendrá características similares a las de avenida Belgrano: una vía rápida doble mano con cantero central y una calle de servicio para el acceso a los parques y a las torres que se construirán.

Por tramos. Tal cual establecen las ordenanzas especiales para la urbanización de Puerto Norte, los grupos desarrolladores inmobiliarios deberán primero poner en marcha la obra pública antes que los edificios con vista al río. De acuerdo con este requisito, en la secretaría de Planeamiento municipal se espera que los trabajos comiencen en menos de dos años.

Entre Oroño y Francia, la doble traza de Estanislao López será responsabilidad de los constructores de Dolfines Guaraní y Servicios Portuarios (último puerto, que abandonará su actividad en diciembre y proyecta construir dos torres y un hotel en donde funcionaba la Unidad III). Los 1.100 metros cuadrados del tramo entre Francia y Avellaneda se dividirá en porcentajes: el 67 por ciento del costo de la obra vial tendrá que abonarlo la ex Faca (Unidad I), el 25 por ciento la ex Maltería Safac (proyecto a cargo del grupo Forum) y el 21 por ciento para Agroexport (Ciudad Riviera).

Nuevo parque. Este combo de inversiones público-privadas traerá consigo la creación del parque de la Arenera: 40 mil metros cuadrados entre el parque Sunchales y la ex Agroexport que fueron cedidos por el Organo Nacional de Bienes del Estado (Onabe) para este proyecto.

La ejecución de este nuevo espacio verde será responsabilidad de Servicios Portuarios que tendrá 5 años para completar el movimiento de suelos, forestación y equipamiento del paseo. Además en ese espacio se deberán construir dársenas de estacionamiento público.

Los desarrolladores privados deberán también continuar la traza de las calles con el objetivo mantener la conectividad urbana. Así, tendrán que realizar pasajes extendiendo Thedy, Rawson y Echeverría que permitirán acceder a la avenida y a los complejos de viviendas y oficinas.

Las empresas tienen 6 meses para presentar el proyecto y los planos. En los primeros dos años concretarán la obra pública, para luego quedar habilitados para iniciar el emprendimiento privado.

Comentá la nota