Avellaneda sigue siendo elegida como escenario para filmar películas

En la ex estación ferroviaria fueron rodadas escenas de «There Be Dragons», una co-producción argentina, norteamericana y española dirigida por el inglés Roland Joffé.
Después que la extraordinaria «Luna de Avellaneda», de Juan José Campanella, que tuvo varias de sus escenas filmadas en el Club Regatas y en el edificio municipal de la avenida Güemes, instalara a nuestra ciudad como un riquísimo escenario natural, urbano y arquitectónico para la industria cinematográfica, cada vez son más frecuentes las producciones fílmicas rodadas en distintos lugares del Partido.

La semana pasada, en las instalaciones de la ex Estación El Provincial, donde actualmente funciona el Museo Ferroviario de Avellaneda, fueron filmadas algunas escenas de la película «There Be Dragons», dirigida por el británico Roland Joffé.

La historia del filme se desarrolla en gran parte durante la guerra civil española, y gira en torno al español José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, beatificado por Juan Pablo II en 1992 y canonizado en 2002.

La película es una co-producción argentina, estadounidense y española que comenzó a rodarse este mes en nuestro país, y terminará de filmarse en España.

Roland Joffé, nacido en Londres hace 63 años, ya vino a filmar a la Argentina, cuando en Misiones y las Cataratas del Iguazú rodó La Misión, hace 24 años, con un elenco que además de Robert De Niro y Jeremy Irons, incluía a Liam Neeson y Aidan Quinn.

El filme, que ganó la Palma de Oro en Cannes, significó por 1985 la primera superproducción que se rodara en nuestro país - también incluyó escenas en Colombia, suelo brasileño e Inglaterra - que superó los 24 millones de dólares de producción.

Este año, debido al creciente desarrollo de la actividad cinematográfica en nuestro país y las reiteradas demandas para utilizar espacios públicos en la ciudad para desarrollar proyectos fílmicos, la Municipalidad creó el programa «Avellaneda Filma», que tiene como objetivo «brindar una respuesta ágil y oportuna a los interesados en utilizar como escenario de sus producciones, espacios públicos del Municipio de Avellaneda, sin que esto afecte al resto de los vecinos», según explicaron desde la comuna.

«La utilización de espacios públicos para fines audiovisuales, implica un impacto económico favorable para la ciudad, aumentando la potencialidad de su actividad comercial, industrial e inmobiliaria, además de poner en conocimiento el valor urbano y edilicio del Partido», detallaron.

Asimismo, desde el municipio también se busca promocionar imágenes de nuestra ciudad dentro y fuera del país, articular entre el sector público y privado y acompañar la búsqueda de locaciones específicas. La intención es que Avellaneda sea un lugar de filmación y así fortalecer los lazos con la industria cinematográfica de nuestro país y del mundo.

Comentá la nota