En Avellaneda, Kirchner comenzó la pelea con la alianza Macri-De Narváez-Solá:

En Avellaneda, Kirchner comenzó la pelea con la alianza Macri-De Narváez-Solá:
También fue duro con Carrió y la UCR ("los mismos que provocaron el estalllido en 2001"). Minutos más tarde, paradójicamente, dijo que "no es momento de activar banderas electorales".
El ex presidente Néstor Kirchner continúa con su serie de actos por el conurbano. Apoyado, como es habitual, en la generosa infraestructura del municipio anfitrión, esta noche Avellaneda, el ex Mandatario refuerza así semanalmente la "oratoria de conflicto" que desde Olivos se encarga también de mantener vigente la presidenta Cristina Fernández.

Hoy la Mandataria reiteró sus habituales dardos contra "ellos", el campo avaro que lucha por impedir la lucha contra la pobreza, agitó el drama de Tartagal y lamentó que en la Argentina "aún no todos tengan las mismas oportunidades" (frase curiosa para un presidente que proviene del partido que ha gobernado 17 de los últimos 25 años), mientras que su marido se encargó de otro tema particular en la mira K: la alianza Macri-De Narváez-Solá.

Lejos de la onda de "amor y paz" que había mostrado en el discurso de José C.Paz, pidiendo que todos dejen de lado "las posturas sectarias" , .el titular del Justicialismo desafió esta noche a que la alianza encabezada por el líder del PRO "se anime a mostrar a Duhalde".

"Que lo muestren a (Eduardo) Duhalde, nosotros no ocultamos a quienes nos acompañaron. En 2003 nos acompañaba Duhalde y en 2005 lamentablemente abandonó la lucha junto a nosotros", señaló Kirchner. En la misma línea, agregó que "no hacemos como hacen hoy algunos dirigentes que tienen miedo de mostrarlo. Si están de acuerdo, que lo muestren".

Kirchner habló también de "neomenemismo" y dedicó un espacio a la otra alianza, a la que definió como "residual", la que integran la UCR, la Coalición Cívica y el socialismo, diciendo que "son los mismos que provocaron el estallido de 2001".

"Ahora hablan en nombre de la ética los que ante el primer derrumbe no se quedaron para estar al frente del pueblo y salieron en helicóptero", sostuvo. Irónicamente, minutos más tarde remarcó que "no es momento de activar banderas electorales. Les pido a los argentinos que seamos serios. Hay que cuidar el empleo, garantizar la salud y la inclusión social".

Al resaltar la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el titular del PJ dijo que frente a la crisis internacional, la mandataria sostuvo que "lo primero que vamos a cuidar es el empleo. Guay con tocar un solo puesto de trabajo", reiteró en sintonía con lo ya expresado en José C. Paz y Adrogué.

En ese marco, destacó el plan de obras públicas del gobierno y remarcó, tal como repite diariamente Cristina, que "es lo mismo que acaba de firmar en Estados Unidos, con sus características, el presidente Barack Obama". "La inversión pública no es un gasto, como sostenían los neoliberales que hoy están escondidos en esas alianzas", enfatizó.

"Acá no se ajusta más por abajo", dijo y añadió que "si hay que ganar un poquito menos, que ganen un poco menos, pero acá se cuida a nuestros compañeros", y repitió que los empresarios argentinos "van a ser solidarios".

Asistieron, como es habitual, el gobernador Daniel Scioli, su vice y titular del PJ provincial, Alberto Balestrini y el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Esta noche completó el escenario el intendente de Avellaneda, Baldomero "Cacho" Alvarez de Olivera.

Comentá la nota