AVELLANEDA | JUNTO A OPORTO Tedesco presentó un plan de becas para alumnos de escuelas secundarias

Con un acto en la Escuela Normal Superior Próspero Alemandri de Avellaneda, el titular de la cartera educativa nacional y su par bonaerense, Mario Oporto, presentaron el proyecto de apoyo socioeducativo para alumnos de colegios secundarios de la Provincia. Durante el encuentro, Tedesco remarcó que la educación es necesaria “para que el circuito de la pobreza se corte”.

El ministro de Educación de la Nación, Juan Carlos Tedesco y el director General de Cultura y Educación bonaerense, Mario Oporto, encabezaron ayer la presentación del proyecto de apoyo socioeducativo para alumnos de escuelas secundarias de la Provincia, que se llevó a cabo en la Escuela Normal Superior Próspero Alemandri de Avellaneda. Del encuentro, participó también el presidente del Consejo Escolar local, Fabián Díaz.

El objetivo de este plan es promover el derecho a la educación de adolescentes y jóvenes de entre 11 a 19 años, garantizando el ingreso educativo y de esta forma reducir la deserción escolar. De esta manera se van fortaleciendo estrategias, construyendo espacios educativos y proyectos que permitan integrarlos al sistema.

En el acto, el titular de la cartera educativa nacional destacó: “Necesitamos de la educación para que el circuito de la pobreza se corte. A través de la educación es la única manera de tener una sociedad justa”, enfatizó Tedesco.

En tanto, Oporto señaló: “Queremos construir una sociedad justa y acá no hay límites jurisdiccionales. Lo que estamos haciendo es cumplir con el derecho de estudiar e invirtiendo en recursos para satisfacer ese derecho”.

Cabe resaltar que las becas están destinadas a 100 mil alumnos de la provincia de Buenos Aires, pertenecientes a 1600 establecimientos educativos de los 154 distritos de la Provincia, quienes recibirán 900 pesos anuales.

Además, el proyecto contempla el aporte de libros y útiles escolares a los alumnos, y el financiamiento para la estructura edilicia de los establecimientos que así lo requieran, y el equipamiento mobiliario y tecnológico.

Comentá la nota