AVELLANEDA | ELECCIONES Alessi se fue de los Cascos Blancos y se sumó al peronismo disidente

El ex candidato a intendente por el Frente para la Victoria renunció ayer a la vicepresidencia de los Cascos Blancos y confirmó su retorno al Concejo Deliberante de Avellaneda como representante de la corriente que lidera Francisco De Narváez, espacio por el que tratará de renovar su mandato en el Cuerpo en las próximas elecciones. "El kirchnerismo es un proyecto que está totalmente desvirtuado", enfatizó Alessi para justificar su alejamiento.

El ex candidato a intendente de Avellaneda José Alessi renunció ayer a la vicepresidencia primera de la Comisión de Cascos Blancos de la Cancillería y anunció su incorporación al espacio que lidera el diputado nacional Francisco De Narváez, sector por el cual buscará revalidar su banca en el Concejo Deliberante local en las elecciones legislativas del 28 de junio.

Durante una conferencia de prensa que brindó anoche en un local de Wilde, Alessi explicó que su alejamiento del Gobierno nacional se debió a que "el kirchnerismo es un proyecto que está totalmente desvirtuado". "Ya no representa el sentir que nos llevó a nosotros en alguna oportunidad, muchos años atrás, a participar de este modelo", indicó.

En tanto, sobre su integración a Unión Celeste y Blanco, la fuerza que encabeza De Narváez, sostuvo que "es quien más se acercaba" al proyecto que su espacio busca para Avellaneda.

"Creemos que el distrito tiene que recuperar el perfil industrial y comercial ya que eso va a generar empleo y si Avellaneda vuelve a tener trabajo, también van a ir bajando los índices de delincuencia. Tenemos un proyecto para hacerlo y el único que me puso el oído fue De Narváez. Esto nos genera un compromiso muy fuerte que no es simplemente para esta elección sino que va a perdurar en el transcurso del tiempo", aseveró.

Alessi encabezó la lista de concejales del Frente para la Victoria que en el 2005, logró vencer a la nómina oficialista. Luego en los comicios del 2007 no tuvo la misma suerte y en la disputa por la intendencia, salió segundo detrás de Baldomero Álvarez de Olivera. En esa ocasión, ambos contaron con el respaldo del kirchnerismo.

Claramente enfrentado al Jefe comunal, Alessi pidió licencia en su cargo como concejal a principios del 2008 para integrarse al Ejecutivo nacional como vicepresidente primero de la Comisión de Cascos Blancos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Pero ahora, el ex aspirante a la intendencia renunció a su puesto en la Cancillería para retornar al Concejo Deliberante, ya no como integrante del kirchnerismo, sino como uno de los referentes de De Narváez en el distrito, espacio por el cual buscará renovar su escaño en el Cuerpo.

"Llegó a este espacio para aportar lo mejor de todos los compañeros que están haciendo un gran esfuerzo para ver cómo podemos instalar un modelo distinto de gobernar en Avellaneda. Vengo a sumar, a acompañar tal cual me lo pidió Francisco De Narváez", indicó el edil al respecto.

En este marco, advirtió que el peronismo disidente "va a dar una fuerte pelea en este 2009" y se entusiasmó con que un buen desempeño en los comicios de junio, los posicione "con posibilidades ciertas de gobernar Avellaneda en el 2011".

En tanto, aclaró que aún no hay novedades sobre el armado final del frente que conforman el peronismo disidente y el macrismo porque apuntó que tanto el sector que responde al ex gobernador Felipe Solá como el PRO primero "tienen que resolver algunas cuestiones internas" en el municipio.

"Cuando el macrismo y el felipismo esclarezcan bien quiénes son los interlocutores válidos de esos espacios, me voy a sentar a hablar con esos sectores y la intención es que trabajemos todos juntos en Avellaneda para llevar adelante un proyecto distinto al que hoy padecemos en la ciudad", apuntó.

No obstante, en este punto destacó la "buena relación" que tiene con el concejal Alberto Roberti, uno de los referentes del felipismo en el distrito.

"Con Roberti tengo una muy buena relación y además me acompañó en mi candidatura a intendente. Lo único que nos separó fue que después de esa elección, él decidió dar la pelea interna dentro del Partido Justicialista contra ‘Cacho’ y le dije que no compartía esa visión porque era legitimar el triunfo de Álvarez ya que tenía armado los padrones internos", puntualizó.

Comentá la nota