AVELLANEDA | DICEN Rechazan la construcción de un complejo habitacional en Wilde

Se trata de un predio donde el municipio prevé construir más de 200 viviendas. Los residentes aseguran que "no están dadas las condiciones" de infraestructura. Por eso, rechazan el proyecto y se concentraron en la Plaza Alsina con pancartas y volantes. No descartan realizar nuevas movilizaciones.

Un centenar de vecinos se manifestó en la Plaza Alsina del partido de Avellaneda, para rechazar la iniciativa del Ejecutivo municipal de construir un barrio, proyecto que ellos llaman "hacinamiento en el barrio de la Carne de Wilde".

Los residentes realizaron una tarea informativa que incluyó la entrega de volantes y panfletos a vecinos de diferentes localidades que circulaban por el espacio público, como también a residentes del centro de Avellaneda. Y la semana pasada cortaron una mano de la avenida Mitre bajo la consigna "No al hacinamiento".

Allí explicaban los objetivos de la asamblea, como por ejemplo la apertura de calles para que circulen desde el camión de bomberos hasta ambulancias y patrulleros, además de realizar viviendas de una sola planta y no "cajas de zapatos", como calificaron.

El conflicto se desató cuando se dio a conocer que el municipio pretende instalar un complejo habitacional de viviendas en el predio ubicada enter las calles Cotagaita, Campichuelo y Méndez. Entonces, los vecinos se organizaron en una asamblea hace poco más de un mes y supieron que en ese terreno se edificarían unas "240 viviendas", las cuales albergarían alrededor de mil personas. Así fue que emprendieron una queja y se reunieron con autoridades comunales, entre ellos el propio intendente, Baldomero Álvarez de Olivera.

Según indicaron los contribuyentes, recibieron la promesa de que sólo se construirían 220 casas tipo dúplex.

Una fuente confió a Info Región que en principio se estimó que la mitad sería para el barrio, las cuales iban a ser adjudicadas mediante un censo que llevaría adelante la municipalidad y por orden de prioridades.

Las restantes viviendas serían para vecinos de distintos barrios. Y que la cuota mensual que se pagaría por las viviendas rondaría los 300 pesos.

Incluso, en la misma reunión se les prometió a los vecinos que necesitaran terminar de arreglar sus hogares que se les entregaría un subsidio de hasta 21 mil pesos.

La disconformidad de los vecinos de Wilde hace eje en que el barrio "no está en condiciones de albergar mil personas, ya que no hay infraestructura suficiente de servicios de agua, gas y luz para abastecer tanta demanda". Además, afirman que "la escuela más cercana está colapsada y no tendría vacantes para los nuevos chicos, incluso no hay jardín de infantes disponible, la salita del barrio no tiene médicos e insumo suficientes".

"Las autoridades respondieron que era una decisión tomada y que el barrio se haría igual. En cuanto a los chicos la solución fue: que sigan yendo a la escuela que iban antes", sostuvo una de las personas que se acercó con pancarta en mano a la Plaza Alsina.

Comentá la nota