AVELLANEDA | CAMBIO EN LA INTENDENCIA Álvarez pidió que "las internas no entorpezcan" la nueva gestión

Durante un acto con el que se despidió de la intendencia de Avellaneda, el flamante ministro de Desarrollo Social de la Provincia respaldó al futuro Jefe comunal y remarcó que "no tienen que existir las internas cuando hay mucho por hacer". "La política genera vicios pero hay que erradicarlos", apuntó. Además, aseguró que continuará al frente de la presidencia del PJ local. "No renuncio a la política", señaló.

Pocos días antes de asumir en su nueva función, el flamante ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, Baldomero Álvarez de Olivera, respaldó la futura gestión del nuevo intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y le pidió a los integrantes del justicialismo local "dejar de lado las internas que no conducen a nada".

"Les pido no joder con las internas. Voy a seguir conduciendo la política partidaria. No puede haber internas cuando hay tanto para hacer, por eso a los tontos hay que tenerlos lejos. Hay que ser críticos pero la crítica vale de frente no puede ser solapada", enfatizó Álvarez de Olivera durante su acto de despedida de la intendencia de Avellaneda que se realizó el sábado en el teatro Roma.

En ese marco, remarcó que "la política genera vicios pero hay que erradicarlos" al tiempo que indicó que "todos los locales del justicialismo tienen que estar abierto a la comunidad". "Las charlas de café no pueden ser para tirarse contra otro o para rosquear. Hay que ser propositivos y por eso quiero que respalden la gestión de Ferraresi", insistió.

Además, destacó la trayectoria del hasta ahora secretario de Obras Públicas al remarcar que "no es improvisado sino que es uno de los veteranos del equipo" y subrayó que "arrancó en el 90 y ha formado parte del grupo en las buenas y en las malas"

"Una de las primeras cosas que le pedí es que se cumpla todo lo que se prometió. En el plan que está en marcha ya tenemos el 70 por ciento ejecutado. Avellaneda va a ser uno de los primeros distritos sin villas porque ya están en marcha los programas para urbanizarlas", resaltó.

En tanto, para que no queden dudas, recalcó que no renunciará a "seguir conduciendo el Partido Justicialista" y que también seguirá "al frente del justicialismo provincial". "Soy uno de los cuatro consejeros de la Tercera Sección Electoral de modo que no renuncio a la política", aclaró durante el acto en el que se lo vio muy emocionado por la despedida.

Por otro lado, le agradeció al gobernador Daniel Scioli "la posibilidad de sumarse al esfuerzo para tener una Provincia con más inclusión". Al respecto, reveló algunos de los puntos que implementará en su gestión y, por caso, señaló que extenderá el sistema Envión.

"En situación de exclusión hay 500 mil jóvenes, que no estudian ni trabajan. Vamos a armar un plan de inclusión compartido que permita que empresas que destinan sus recursos para responsabilidad social se sumen a este plan", anticipó.

"Son 50 mil empresas medianas, si cada una aporta diez becas tendríamos 500 mil. Si una empresa tiene destinado 120 pesos para responsabilidad social empresarial con el 50 por ciento de eso podemos hacer que chicos puedan terminar la secundaria aunque también aclaro que no va a estar ajena la Iglesia", apuntó.

Por último, defendió su gestión al señalar que "se inició un proceso de transformación inédito en la ciudad" y destacó "que el Gobierno nacional y provincial han sido muy generosos".

"Hemos trasladado el Mercado de Abasto y ningún trabajador vino a tocarme la puerta por lo que se hizo. Hacemos un gran esfuerzo para sostener el sistema educativo y por eso lo vamos a profundizar con la apertura de institutos de danza, fotografía y música en el lugar", concluyó el flamante ministro provincial.

Comentá la nota