Avellaneda caliente: atacaron el estadio y temen venganza

La versión más firme indica que un grupo disidente de la barra de Racing estaría implicado en el hecho.
El remodelado estadio Libertadores de América y la sede social que Independiente posee en la Avenida Mitre fueron atacados en la madrugada de ayer. Si bien el hecho hasta anoche no tenía culpables identificados, los colores que intentaron empañar la fiesta, celeste y blanco, que vive el pueblo de Independiente por estas horas denotan claramente que la agresión vino de un grupo de ¿hinchas? de Racing... Toda Avellaneda repudió estos hechos de violencia que, según cuentan, estuvieron programados desde hace unos cuantos días. También, en el día de ayer, se mencionó muchas veces la palabra venganza.

Pasadas las 3.40, un ratito después de que se retirara el personal de mantenimiento que se quedó hasta esa hora ultimando detalles, un grupo de personas (según algunos testigos fueron seis), ingresó al estadio por la calle Bochini y redujo al personal de vigilancia. Hubo agresiones verbales y armas de fuego. Los agresores enchastraron con pintura celeste y blanca la tribuna alta visitante, las plateas del sector Arsenio Erico, las escaleras y los accesos. Además de causar algunos destrozos en las nuevas instalaciones, arrojaron pintura a una usina de Edesur que está en la calle Ricardo Bochini y a la garita de vigilancia policial que originalmente era azul.

Minutos más tarde, la violencia se trasladó a sólo unas cuadras. Cerca de las 4 los agresores se bajaron de un auto en plena Avenida Mitres e hicieron de las suyas en la sede: más pintura celeste y blanca desparramada en todo el frente...

Para Julio Comparada, quien estuvo a primera hora recorriendo el estadio, esto se trató de un "mensaje mafioso". El presidente, luego de charlar telefónicamente con el titular de Racing, Rodolfo Molina, confirmó que "estos hechos no van a empañar la fiesta que mañana (por hoy) vamos a vivir con la reapertura tan anhelada de nuestro estadio". Pasado el mediodía de ayer los operarios redoblaron los esfuerzos para que todo quede como estaba (las butacas manchadas fueron reemplazadas).

Pero, claro, quedaron preguntas. ¿Por qué? ¿Quiénes? ¿Nadie estaba al tanto de esta posible agresión? ¿Por qué? Se habla de una vendetta: en agosto, el cartel que da la bienvenida a la ciudad de Avellaneda, identificado con Racing, apareció con manchas rojas... También, más recientemente, hubo pintadas en el paredón de la Plaza Ucrania, el lugar donde para La Guardia Imperial. Paralelamente, vale recordar que un día después del último clásico (ganó Independiente 2 a 1 en el Cilindro), unos 60 hinchas de Independiente se acercaron hasta el estadio de Racing por el pasaje Corbatta y hasta hubo tiros al aire. Según se rumoreó, los de Independiente no fueron para pelearse directamente con los de Racing si no para participar de la brutal interna por la que atraviesa la barra de la Academia.

¿Quiénes? Esta vez, La Guardia Imperial no fue marcada como responsable de las agresiones de ayer; la versión más firme dice que los pibes del Morro, un grupo disidente que intenta tomar el poder de la barra de Racing, podrían estar implicados con los hechos. La tercera versión asegura que los autores de este acto vandálico no tuvo presencia de barras...

¿Nadie estaba al tanto de esta agresión? En la semana, en Avellaneda, había un rumor que decía que algo así podía suceder. Es por eso que llama la atención que la seguridad del estadio no haya sido reforzada. Una persona muy influyente en Independiente le comentó a Clarín que "es todo muy raro esto; podían haber destrozado todo el estadio y así privarnos de volver a jugar en nuestra casa".

Lo único concreto es que la dirigencia de Independiente hizo la denuncia correspondiente y que el jefe de seguridad del club, Daniel Ominelli, le entregó a la Policía las filmaciones que registraron las cámaras ubicadas en el estadio y también en la sede. Según fuentes policiales, la investigación está en marcha y entre hoy y mañana podría haber novedades.

Anoche, parte de la barra de Racing que regresaba de Rosario después del partido frente a Newell's, temía por una emboscada de los de Independiente. Hasta se mencionó la ruta Panamericana como el posible escenario. Desde la Policía le aseguraron a Clarín que sabían de estas especulaciones y que estaban atentos. Más allá de la prevención, nadie descarta que el día de la reapertura del Libertadores de América haya revancha.

Comentá la nota