Avanzar sobre los logros.

Por Daniel Scioli.

Por más voluntad que pueda tener un gobernador, las transformaciones sólo son posibles con la labor coordinada y multilateral junto a los intendentes, el Gobierno nacional y el resto de las provincias.

Vivimos tiempos de grandes decisiones en los que tenemos la oportunidad de definir qué país y qué provincia queremos. Lo que está en juego es si seguimos con un proyecto nacional, que nos ha permitido trabajar en equipo tanto con el Gobierno federal como con los municipios, para hacer realidad la justicia social a través de obras de asfalto, viviendas, cloacas y agua potable, que llegan por igual a toda la Provincia. Porque por más voluntad que pueda tener un gobernador, las transformaciones sólo son posibles con la labor coordinada y multilateral junto a los intendentes, el Gobierno nacional y el resto de las provincias.

Bajo esta premisa hemos desplegado logros trascendentales que mejoran las condiciones para el progreso y el desarrollo en nuestro territorio:

*Le declaramos la guerra al narcotráfico, secuestrando más sustancias ilegales que nunca y dando los más duros golpes a los carteles internacionales que intentaron radicarse en la Provincia, porque entendemos que la droga es la contracara de la vida y que combatir a estas organizaciones criminales es estratégico para defender la seguridad.

*Invertimos más que cualquier otra provincia en Educación, tanto en términos reales como relativos, aumentando los salarios docentes en un 50%, triplicando el presupuesto de infraestructura escolar y duplicando la capacitación de nuestros maestros y maestras.

*Impulsamos un cambio sin precedentes en políticas sociales, dejando atrás el clientelismo de los bolsones de comidas a través de la Tarjeta Alimento, y creamos el Derecho Garantizado a la Niñez, que implica una asignación familiar para todos los chicos de hasta 6 años.

*Logramos hacer descender la mortalidad infantil por primera vez desde 2005, asegurándonos de que los servicios de salud sean accesibles a toda la población.

*Junto al Poder Legislativo, consensuamos diez leyes para reformar la Justicia, que incluyen medidas como la modificación de competencias del Tribunal de Casación, la instauración del proceso de flagrancia y la reforma del Código Procesal Penal, que limita la facultad de jueces de dictar excarcelaciones.

*Priorizamos las necesidades de infraestructura planteadas por los gobiernos locales tanto del Conurbano como del interior, porque la inversión en obra pública compone el mejor escudo para proteger el bienestar y el trabajo de nuestro pueblo.

*Alentamos las inversiones productivas, a través de misiones comerciales, la creación de un mejor ambiente de negocios, la promoción del campo, la industria, el comercio y los servicios, y la reorientación del Banco Provincia a su función verdadera, que es financiar el desarrollo y no la especulación financiera.

*Estimulamos la eficiencia, descentralización y modernización del Estado con la creación de ARBA, la Ley de Administración Financiera, y el desarrollo de la capacitación y de la Firma Digital.

Todas estas soluciones han creado el marco adecuado para que juntos podamos enfrentar los obstáculos que se presenten y seguir realizando y construyendo lo que falta.

El principal desafío para la provincia de Buenos Aires ha sido y seguirá siendo cuidar el empleo y la vida de nuestro pueblo, y nuestros mayores esfuerzos deben estar dirigidos a que los efectos de la crisis internacional no impacten sobre nuestra población más humilde y necesitada. Estamos convencidos de que se avanza más rápido sobre los logros. Convocamos al pueblo de la Provincia a renovar el compromiso asumido hace seis años y a seguir apostando a lo confiable y lo predecible, a una propuesta real, sustentada en hechos concretos y no en consignas vacías. Nuestras familias necesitan que profundicemos el cambio y nosotros demostramos que sabemos cómo hacerlo.

Comentá la nota