"Avanzar en la convalidación de un acuerdo con la Coalición Cívica era traicionar el voto de los vecinos"

Así lo señaló ayer en una nota con este diario la concejal Laura Kolman, luego de resolver separarse del bloque del Frente Justicialista para la Victoria y conformar un unibloque. La decisión la tomó días después de que los integrantes de su ex bancada votaran a favor de que el oficialismo presida el Concejo Deliberante. "Decidí separar mi banca porque desencuentros políticos de tanta envergadura no permiten seguir construyendo una estrategia política común", aseguró.
Cuando el viernes 4, durante la sesión preparatoria del Concejo Deliberante se eligieron las nuevas autoridades, el bloque del Frente Justicialista para la Victoria votó para que la Coalición Cívica presidiera el cuerpo de la mano de Carlos Vignau. Pero no todos sus integrantes se expresaron en el mismo sentido. La concejal Laura Kolman se abstuvo, dejando al descubierto por primera vez reales diferencias con sus hasta entonces compañeros de bancada.

Su decisión no pasó desapercibida, y lo que se preveía se produjo días después: su alejamiento del bloque y la consecuente conformación de otro unibloque del Frente para la Victoria.

La edil habló ayer con este diario y expresó que tomó esa determinación por no compartir la convalidación de un acuerdo con la Coalición Cívica.

En este sentido, habló de un gran "desencuentro" que imposibilita la construcción de una estrategia política común.

Asimismo planteó que "no me queda claro tanto desinterés (por parte del mismo bloque) en trabajar para la presidencia del FpV", cuando en el arco opositor había voluntad para dársela a ese partido.

Advirtió también que políticamente queda en el mismo lugar en el que venía trabajando "porque mis convicciones no han cambiado" y remarcó que "no me voy a otro partido, sino que separo bloque".

"Desencuentros políticos"

Consultada en un principio cuándo y por qué resolvió separarse del bloque, señaló que "la decisión es el resultado de mi abstención en la votación para la presidencia del Concejo Deliberante".

En este sentido, marcó que si bien anteriormente hubo "algunos desencuentros internos", el del viernes 4 fue "el gran desencuentro" cuando, según dijo, "no pude convencer de mis argumentaciones al resto del bloque".

Es que su apuesta radicaba en un acuerdo opositor y en que "el Frente para la Victoria pudiera lograr la presidencia", más teniendo en cuenta que existió el ofrecimiento por parte del arco opositor para que ese partido presidiera el cuerpo.

"Pero esto se desestimó por parte del mismo Frente y no se avanzó en querer asumir este compromiso", añadió.

Ante este panorama, y "de acuerdo a lo que vengo construyendo políticamente, que es una postura opositora a esta gestión municipal, avanzar en la convalidación de un acuerdo con la Coalición Cívica era para mí traicionar el voto de los vecinos que acompañaron aquella propuesta de Capelli intendente por la que ingresé al Concejo Deliberante, y que planteaba un cambio de gestión".

Dijo que fue a partir de ahí que "tomé la decisión de separar mi banca porque desencuentros políticos de tanta envergadura realmente no permiten seguir construyendo una estrategia política común".

Acuerdo impenetrable

Volviendo sobre la decisión del FpV de votar a favor de que la presidencia del Concejo quedara en manos del oficialismo, Kolman señaló que "el resto de los integrantes del bloque consideraron más interesante el acuerdo con la Coalición Cívica que el que la oposición estaba planteando" para que fuera un integrante del Frente.

"La voluntad de darnos la presidencia existía, porque el arco opositor entendía que era el único bloque que tenía cinco concejales y una mayoría importante a la hora de negociar", añadió.

Fue cauta al hacer una primera lectura de la situación. "Me sorprendió la no voluntad del compromiso para obtener la presidencia", dijo.

No obstante, consultada si cree que sólo se trató de no asumir un compromiso o de que en el medio hay acuerdo mucho mayor, señaló que "no tengo pruebas. No puedo adelantar opinión porque era un acuerdo bastante impenetrable y son cuestiones que no conozco. Pero no me queda claro tanto desinterés en trabajar para la presidencia del FpV".

En este contexto, marcó que "todo esto termina confundiendo al vecino que acompañó, tanto el 28 de junio como antes, la propuesta opositora que implicaba el Frente para la Victoria".

"Mis convicciones no han cambiado"

Frente a la pregunta de dónde queda ubicada políticamente después de su decisión, dijo en principio que "es importante remarcar que hay sectores del justicialismo que no acompañan la decisión del acuerdo con la Coalición Cívica", y señaló luego que "políticamente me deja en el mismo lugar en el que venía trabajando porque mis convicciones no han cambiado".

La edil advirtió que "yo no me voy a otro partido, sino que separo bloque".

Asimismo apuntó que "la decisión de haber acompañado la presidencia de la Coalición Cívica, políticamente no es menor. Me pregunto si seguirán siendo oposición, porque ¿cómo se convalida un acuerdo con la Coalición y después se plantea que esta gestión está agotada?. Yo quiero seguir planteando todos esos temas políticos".

Sobre si hay un acercamiento al concejal Rubén Rodríguez, también integrante de un unibloque del FpV, reconoció que sí.

Comentó que la semana pasada mantuvieron una reunión en este sentido y que también cuando se negociaba la presidencia del Concejo para el Frente "porque veíamos este escenario de la misma manera y compartíamos cómo jugar en esa estrategia".

Del último encuentro, Kolman indicó que la idea es comenzar a delinear una agenda legislativa común para trabajar en conjunto de acá en adelante "siguiendo en aquel proyecto, cuando fuimos en la misma lista en 2007".

Si bien la intención es trabajar para posteriormente unificar los unibloques, "porque entendemos que la dispersión de bloques no es lo más correcto para el Concejo", dijo que en lo inmediato esto "no sería lo más serio".

Por lo pronto, a partir de mañana Kolman integrará uno de los bloques unipersonales del Frente para la Victoria.

La concejal Laura Kolman informó ayer a este diario su decisión de separarse del bloque del Frente Justicialista para la Victoria. A partir de mañana integrará un bloque unipersonal.

"No me queda claro tanto desinterés en trabajar para la presidencia del FpV", dijo Laura Kolman ayer.

Las primeras minorías y sus argumentaciones

Cuando el Frente para la Victoria informó durante la sesión preparatoria que votaría para que la Coalición Cívica presidiera el cuerpo, uno de sus argumentos fue el respeto a la primera minoría (que precisamente representa la CC porque es el bloque que mayor número de concejales tiene).

En este sentido, Laura Kolman señaló que "cuando se plantea esa argumentación para ir adelante con el acuerdo con la Coalición Cívica, en pos de la institucionalidad, en realidad ese motivo en el Concejo Deliberante no alcanza".

Según su postura, "sí tiene lógica el respeto a la primera minoría a nivel nacional porque el presidente de la Cámara de Diputados entra en la línea sucesoria del Presidente de la Nación, y es lógico por la gobernabilidad y la institucionalidad que uno respete eso porque sino asumiría un opositor".

En cambio, en el plano municipal cuando falta el intendente el que asume provisoriamente es el primer concejal que lo acompañó en la lista con la que ganó.

"Oh casualidad, después de este acuerdo hemos consolidado en la figura de Viganu la presidencia del Concejo Deliberante y la intendencia cuando Duclós tome sus vacaciones", advirtió.

Ante el comentario que en la mayoría de los casos se ha respetado la primera minoría, indicó que "en realidad lo que ha sucedido es que se ha respetado porque casualmente ha tenido que ver con el acuerdo previo, y casualmente también la primera minoría ha sido la que ha ganado las elecciones. Se ha respetado en esos términos".

Comentá la nota