Avanzan las obras de remodelación en la zona universitaria

Avanzan las obras de remodelación en la zona universitaria
Refaccionarán las veredas y colocarán bancos y luminarias en calles aledañas a la plaza Houssay
Ya comenzaron las obras que buscan revalorizar la zona universitaria comprendida entre las calles Paraguay, Junín, Marcelo T. de Alvear y Azcuénaga, en Barrio Norte. Allí, donde están las facultades de Medicina, Odontología y Farmacia y Bioquímica, entre otras, se harán nuevas veredas, se limpiarán las fachadas, se reemplazarán las luminarias, se podarán los árboles y algunos serán reemplazados, y se colocarán bancos de cemento y cestos de basura.

Estas mejoras serán aprovechadas por vecinos y universitarios que habitualmente transitan por allí. Según indicaron funcionarios de la ciudad, las obras demandarán entre 90 y 120 días y se invertirán 869.000 pesos, tal como había anticipado La Nacion.

La iniciativa surgió a partir de las denuncias de vecinos de la zona en virtud de la inseguridad: diariamente ocurren allí numerosos robos y arrebatos a los estudiantes, principalmente sobre las calles Paraguay y Azcuénaga.

"La propuesta de obras forma parte de una idea de revalorizar los espacios públicos urbanos, donde se prioriza el uso peatonal y se buscan soluciones concretas y estéticas en áreas donde es notoria la falta de intervención urbanística", dijo a La Nacion Facundo Carrillo, director del Centro de Gestión y Participación Comunal N° 2.

La zona universitaria de Recoleta hoy está muy deteriorada, ya que sus veredas son intransitables por la rotura de las baldosas, mientras que los desniveles complican la circulación, sobre todo para las personas con alguna necesidad especial.

Qué se hará

El proyecto del gobierno encabezado por Mauricio Macri prevé la construcción de una senda peatonal y se completará con la eliminación de desniveles en las veredas. También se generarán sectores de estar apoyados por equipamiento, como luminarias, bancos, cestos, soportes para motos y bicicletas y canteros, que pretenden volver más atractiva la zona.

"Con este plan se busca darle una nueva identidad al trazado original de las veredas, que otorgue una idea de paseo. Así, se cambiará el aspecto rígido y monótono que hoy tiene. Además, queremos involucrar a estas nuevas áreas con la plaza Houssay, integrándola con estos espacios abiertos", comentó Carrillo.

También se busca mantener y mejorar la infraestructura para el desarrollo correcto de las intensas actividades de la zona y mejorar las superficies peatonales con solados nuevos y amplios. Los arquitectos a cargo de la iniciativa consideraron que las modificaciones convertirán estas calles "en un lugar más cálido para caminar o tomar un descanso".

Además, desde lo funcional, explicaron, se lograría esta meta al eliminar los escalonamientos existentes, lo que permitiría supuestamente mayor amplitud y comodidad para la circulación peatonal. Así se evitarán los espacios que hoy están desperdiciados, indicaron los arquitectos.

Comentá la nota