Avanzan obras para acondicionar el corralón vehicular en Km 4.

El secretario de Gobierno de Comodoro Rivadavia, Guillermo Almirón, recorrió las instalaciones del corralón municipal de Kilómetro 4, donde un sector apartado que el Estado local cedió en comodato a la Provincia permitirá depositar allí los automóviles siniestrados o confiscados que se encuentran en cercanías de las dependencias policiales.
"Estuvimos visualizando el avance de las obras por las que por un convenio firmado en el mes de noviembre de 2008 la Municipalidad cede un predio en comodato al Ministerio de Gobierno y Justicia de la Provincia", sostuvo Almirón acerca del lugar en cuestión, cuyas dimensiones son de unos 40 metros de ancho -en su frente- por 200 de largo, aproximadamente.

Por intermedio de esto, todos los vehículos que se encuentran siniestrados o con alguna orden judicial incautados en las distintas seccionales de Policía de la ciudad de Comodoro Rivadavia, van a tener como destino el predio de Kilómetro 4.

Existe además una cuestión ecológica y de ordenamiento de la ciudad que constituye a esta como una acción necesaria, con la idea de sacar de la calle los vehículos fuera de condiciones de circular.

"Esto tiene como fin evitar el aglomeramiento que tenemos actualmente frente a las comisarías que interrumpen el estacionamiento y las paradas de colectivos", sostuvo el funcionario de Gobierno, quien agregó que se pretende que esos vehículos tengan un lugar común.

La gestión del intendente Martín Buzzi impulsó la iniciativa de ceder el predio, el cual registra un orden bastante avanzado de obra. El acondicionamiento del lugar consiste en el cercado perimetral del predio cedido en comodato, más una casilla de vigilancia para la Policía de la provincia y un portón de acceso al lugar independiente del acceso del corralón municipal.

Sobre el objetivo que esto persigue, Almirón indicó que ayuda a aliviar una situación que viene complicando tanto la circulación de vehículos como las paradas de transportes y otras dependencias o situaciones en la calle. "La medida, que responde a un reclamo de larga data de los vecinos de Comodoro, aporta al ordenamiento del tránsito en la ciudad, evitando que se ocupen lugares de estacionamiento y se entorpezca el fluir vehicular", afirmó.

En cuanto a las dimensiones del lugar, es un espacio que holgadamente albergará los vehículos que están actualmente en las dependencias policiales y tiene un tamaño adecuado para poder circular internamente, acomodar los rodados y demás acciones que devengan en su utilización.

Del otro lado del cerco que se está terminando, estarán los vehículos acopiados por tener multas o situaciones pendientes. "Los que están en comisarías lo están por otras cuestiones, y eso además de quitar un mal aspecto, permite centralizar todo en un solo lugar", concluyó Almirón.

Comentá la nota