Avanzan las obras de extensión de la línea E de subterráneos

Sumará tres nuevas estaciones y llegará hasta Retiro; prevén terminar la obra en 2012
Avanzan las obras de la extensión de la línea E de subterráneos, entre la Plaza de Mayo y Retiro, por el Bajo. A principios de 2010 estará concluido el túnel hasta el Correo Central. Y habrá que esperar hasta 2012 para poder realizar el trayecto en forma completa, según indicaron a LA NACION en la Secretaría de Transporte, dependiente del gobierno de Cristina Kirchner.

La empresa Benito Roggio, adjudicataria de las obras por casi 347 millones de pesos, trabaja hoy en la realización de las rampas y el túnel, que tendrá una longitud total aproximada de 2300 metros y sumará tres estaciones al tendido existente, lo que agregará unos 30.000 pasajeros por día a la línea E (serán unos 90.000 en total).

La paradoja es que, mientras que el gobierno porteño no logró conseguir el aval del gobierno nacional para tomar un crédito y cumplir con la promesa de Mauricio Macri de hacer 10 kilómetros de subte por año, desde la Casa Rosada sí están más cerca de saldar una vieja deuda con la extensión de la línea E, la única obra del subte que hoy está en su órbita, y que se licitó por primera vez en 1999.

Juan Pablo Schiavi, secretario de Transporte del gobierno nacional, dijo a LA NACION que se trata de "una obra que permitirá a los usuarios del subte disfrutar de un nuevo anillo que potenciará la actual red, además de liberar la línea C (Constitución-Retiro) y descomprimir el tránsito por la zona del Bajo".

La prolongación de esta línea -que hoy une las cabeceras Plaza de los Virreyes, en Flores, y Bolívar, junto al Cabildo- correrá en diagonal por debajo de la Plaza de Mayo y, luego, tomará el eje de la avenida Alem hasta Retiro, según detallaron autoridades de la Secretaría de Transporte y de la firma constructora.

Acceso directo al tren

Las tres nuevas estaciones se llamarán Correo Central, Catalinas y Retiro. La extensión total entre las cabeceras será de 11,6 kilómetros.

La estación Catalinas estará situada entre la avenida Córdoba y Paraguay y Retiro, a la altura de la terminal de trenes de la línea Mitre, en la que también confluye la línea C de subtes.

Se prevé que esta última estación tenga un acceso directo a la red ferroviaria, para lograr un completo sistema de transbordo para los usuarios. En la estación Correo Central se podrá combinar trayecto con la línea B de subterráneos.

Este nuevo recorrido prevé absorber la demanda de personas que frecuentan edificios de oficinas en la zona de Catalinas, de Retiro y del área de Puerto Madero. La inversión total será de $ 346.712.643.

"Pedimos disculpas a los conductores porque, hasta marzo próximo, habrá complicaciones en el tránsito en la zona del Correo Central y de la Plaza de Mayo. Pero los habitantes de la zonas sur y oeste de la ciudad serán muy beneficiados, ya que se mejorará su accesibilidad al área central por la vinculación que la línea E tiene con la H", dijo Schiavi.

Como se dijo, los proyectos de esta obra se licitaron por primera vez en 1999. En 2001, quedó en suspenso hasta que fue reactivada en 2006.

Carlos Arredondo, gerente de control de la empresa Benito Roggio, aseguró a LA NACION: "Los trabajos subterráneos en los alrededores de la estación Correo Central terminarán en marzo próximo, mientras que la estación Catalinas y el túnel hasta Retiro se llevarán adelante durante 2010. Toda la obra quedará inaugurada luego de los 36 meses previstos" para su realización.

En tanto, en la ciudad indicaron que algunas de las estaciones por inaugurarse en las líneas a su cargo están casi concluidas pero que, para que se pongan en marcha, se necesitan unos 200 millones de dólares. En la línea H, las obras civiles de la estación Corrientes están terminadas, pero restan las del sistema de señalamiento. En tanto, en las estaciones Hospitales y Parque Patricios, el avance es de un 55 por ciento.

Explicaron, además, que en la línea B, las obras civiles de las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas están concluidas, pero que restan las necesarias en vías y en el sistema de señalamiento. Y que, en la línea A, las obras civiles de las estaciones San José de Flores y Nazca también están terminadas y a la espera del señalamiento.

"En todos los casos la finalización de las obras dependerá de la disponibilidad de fondos", indicaron a LA NACION en Subterráneos de Buenos Aires SE (Sbase), aunque no se animaron a precisar una fecha.

En 1997 se firmó un acuerdo entre el gobierno porteño y el de la Nación por el cual la ciudad se hace cargo de la construcción de las nuevas líneas del subte y de la extensión de las A, B y D, mientras que la Nación, de la extensión de la línea E y de la C.

Traslado temporal de paradas de colectivos

* El gobierno porteño informó que, con motivo de la ejecución de las obras de extensión de la línea E de subterráneos, la avenida Leandro N. Alem está actualmente reducida. Mientras continúen los trabajos de construcción, los colectivos de las líneas 93, 130, 152, 62, 143, 22, 33 y 91, que antes de la mencionada reducción tenían paradas de ascenso y descenso de pasajeros en la vereda del edificio del Correo Central, se han trasladado a la avenida Alem, entre Bartolomé Mitre y Juan Domingo Perón. Las paradas siguientes continúan en Alem, entre las calles Lavalle y Tucumán, sobre la plaza Roma.

Comentá la nota