Avanzan con el impuesto a los celulares para financiar a deportistas amateurs

Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto que fija un cargo del 1%, que irá al Comité Olímpico
En la última sesión del año en la Cámara de Diputados, el oficialismo y buena parte de la oposición dieron media sanción ayer a un proyecto de ley que impulsa la creación de un ente de promoción del deporte de alto rendimiento, que se financiará con un impuesto al uso de teléfonos celulares.

El cargo propuesto es del 1 por ciento sobre las facturas de los usuarios con abono, lo que representa un aumento de unos 50 centavos en promedio y lo que podría generar un fondo de casi $ 200 millones anuales. El proyecto está impulsado por Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) y principal accionista de Telecom, empresa dueña de la firma de servicio de telefonía celular Personal.

Fue la única iniciativa que despertó un poco de discusión en el recinto, en una sesión distendida, en la que abundaron los discursos de despedida y en la que el kirchnerismo aprovechó para aprobar 16 proyectos de ley y más de un centenar de resoluciones y de declaraciones que no generaban rechazo en la oposición.

Se giraron al Senado iniciativas para bajar la mayoría de edad de 21 a 18 años, para regular la cadena de frío de los medicamentos, para promover el cuidado integral de las enfermedades poco frecuentes, para crear un plan gerontológico nacional y para obligar a las empresas de servicios públicas a informar sobre las deudas en cada factura, entre otras. Además, se convirtió en ley un proyecto que extiende, de 50 a 70 años, los derechos de propiedad de los intérpretes musicales.

La iniciativa para la creación del Ente Nacional del Alto Rendimiento Deportivo (Enard), elaborado por la senadora kirchnerista Nora Bedano (Córdoba) y con el apoyo del COA y la Secretaría de Deportes de la Nación, establece que el organismo se dedicará a "gestionar y coordinar apoyos económicos específicos" para atletas de alto rendimiento.

Esto quiere decir que se darían becas a deportistas de elite para que puedan tener dedicación exclusiva al deporte, y subsidios para solventar gastos de viajes, estadías, transporte, hospedaje y alimentación, para participar en competencias internacionales.

Con la compañía de la UCR, el cobismo, el Pro y de los peronistas disidentes Francisco de Narváez y Juan José Alvarez, el kirchnerismo logró aprobar el proyecto, con 143 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones. Lo que generó el rechazo de la Coalición Cívica (CC), de una parte de la centroizquierda y de los diputados que responden al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, fue la fuente de financiamiento del organismo. "No tengo por qué desconfiar de Werthein. Pero si el Comité Olímpico pide al Estado que aporte $ 200 millones, lo primero que debe decidirse es la no reelección indefinida. Ya tenemos un Grondona", dijo Fernando Iglesias (CC).

En su discurso, el jefe del bloque radical, Oscar Aguad, criticó el crecimiento patrimonial de la presidenta Cristina Kirchner y los gastos en publicidad oficial. Pero aclaró que apoyarían la iniciativa en general y que se opondrían sólo al artículo referido al financiamiento del Enard.

Aunque no votaron, desde el palco reservado para los asesores del oficialismo, empujaron la aprobación de la iniciativa la garrochista Alejandra García, el ciclista Juan Curuchet y la yudoca Paula Pareto. Werthein, que antes de la sesión se había encargado de hablar con varios diputados, se ubicó en otro palco. "En un sector de la oposición hubo una forma capciosa de presentar el proyecto -dijo el empresario a LA NACION-. Fui elegido democráticamente en el Comité Olímpico y formo parte de Telecom, pero no soy el dueño."

Como después de cada votación favorable, el jefe del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, se abrazó con varios de sus compañeros de bancada. Sólo un respiro antes de la definición de la dura de las autoridades de la Cámara, a partir del 10 de diciembre.

Comentá la nota