Avanzan en el complicado inicio del nuevo hospital

Quieren que la primera parte del Rawson esté operativo en marzo o abril.
Los preparativos para inaugurar la primera etapa del nuevo Hospital Rawson entre marzo y abril de este año se basan en una compleja logística que incluye los servicios de una consultora que ya está trabajando para la capacitación de recursos humanos, la búsqueda de un software especial para informatizar por primera vez todo el funcionamiento del sistema, y la definición de un meticuloso plan de mudanza que afecte lo menos posible la atención a los pacientes, que empieza con una prueba de todo el equipamiento que demorará al menos 30 días.

Según dijo el ministro de Salud, Oscar Balverdi, la fecha de inauguración del nuevo hospital está sujeta a lo que diga el Ministerio de Infraestructura, pero calcula que a fines de febrero estará terminada la obra de la primera etapa, que consiste en las dos terceras partes del edificio nuevo (que está en el mismo predio donde se ubica hoy el viejo Rawson, pero más cerca de calle Estados Unidos).

Habilitarán primero el sector que da al norte y el central, en sus cinco plantas (subsuelo, planta baja y tres pisos). Según el ministro, prevén que en marzo o abril puedan estar iniciando el funcionamiento de esta fase del nuevo hospital que viene con todo el equipamiento a estrenar incluido.

Lo primero que pondrán a funcionar serán los servicios de Maternidad, Niños, Neonatología, Laboratorio, Diálisis, Anatomía Patológica, Quirófano (10 normales más dos de partos) y algunos servicios quirúrgicos que aún no están definidos, según enumeró Balverdi. La tercera parte se prevé terminar este año y allí se trasladarán, entre otros servicios, Terapia de Adultos y Unidad Coronaria.

Según dijo el ministro, aunque inicialmente se estimaba inaugurar la primera etapa a fines de diciembre, hubo algunas demoras en la obra y también pesa que la mudanza no es una tarea sencilla. "La gente debe aprender que el hospital tiene montones de cosas que aisladamente son importantes, entonces hay que imaginarse lo que es juntarlas para verlas funcionar en conjunto", analizó Balverdi.

Paso por paso

"Una vez que esté terminada la obra, que ahora está prácticamente en su punto final y están poniendo el equipamiento, después se estima un mes más en pruebas en vacío, donde sin pacientes se trabaja con los aires, el sistema eléctrico, el de gases y todo el equipamiento, para corroborar que esté todo funcionando y de ahí poder trasladar los pacientes", explicó el ministro.

Agregó que desde mediados de diciembre que está trabajando la consultora Isalud en recursos humanos, "con un nuevo modelo de gestión, manuales de funciones y capacitación en tecnologías", para que el personal sepa cómo afrontar el funcionamiento de un nuevo sistema que es distinto al actual, en el cual todos los servicios están dispersos. "Hay que entender que no son microhospitales en un edificio sino un gran hospital", dijo el funcionario. La lógica del lugar es aprovechar los recursos y tiempos al máximo con la centralización de los servicios.

Balverdi dijo que inicialmente trabajarán con los alrededor de 2.000 empleados actuales del hospital (incluyendo médicos), y que sí necesitarán más personal especializado y técnico pero que se verá luego cuántos.

El ministro dijo que una de las tareas más difíciles es encontrar un software acorde al objetivo de por primera vez lograr informatizar el funcionamiento del hospital que hoy es una maraña de papeles. "Es importantísimo porque es todo un sistema de información que permitirá tomar decisiones", dijo. Y agregó que permitirá tener datos estadísticos, y el relacionamiento con otros centros de salud on line para que, por ejemplo, la historia clínica de un paciente de Jáchal se pueda consultar desde el Rawson y viceversa.

Balverdi dijo que hay "un serio problema" que es común a todo el país: no logran hallar un programa informático que englobe todo el funcionamiento de un hospital. Aseguró que ya tienen varias propuestas de empresas del país y extranjeras.

Comentá la nota