Avanza usurpación de terrenos en 143 y 38

Los vecinos aseguran que se movilizarán para frenar la ocupación
"Es un verdadero desembarco de personas que están delimitando terrenos en cuatro manzanas comprendidas por las calles que van de 143 a 145 de 36 a 38", denunció ayer Ricardo Ovejero, un vecino que vive a cuatro cuadras de esa zona; él junto a otros habitantes se comunicó con EL DIA para indicar su preocupación por el crecimiento de un asentamiento que está creciendo en el barrio. Desde la Municipalidad se informó que ya se hicieron presentaciones judiciales en la U.F.I Nº 5, pero en esa dependencia se indicó que si ingresaron por mesa de entrada todavía no se tomó conocimiento de la denuncia.

Los vecinos de La Quintas se mostraron sorprendidos por lo que calificaron como "despliegue espectacular". "Se ve una multitud marcando terrenos con las cintas que tienen impresa la palabra peligro, otros ya están bajando maderas, la zona que tomaron va de 143 a 145 y de 36 a 38", agregó un hombre que vive a pocos metros de esa zona.

Por su parte, uno de los dueños de esas tierras señaló que en noviembre de 2008 se hicieron presentaciones en el Juzgado de Garantías Nº 5, "primero se asentaron 4 casillas en un lugar en el que casi no se veían, pero ahora están poblando todas las tierras y la causa duerme en un cajón", dijo.

Jorge González, fue otro frentista de Las Quintas que se sumó al reclamo y pidió que la Justicia intervenga antes de que terminen de afincarse las precarias viviendas. Los vecinos afirmaron que los terrenos que se están ocupando son muy bajos, porque a pocos metros cruza el arroyo El Gato.

ANTECEDENTES

Además de San Carlos, a principios de la semana se registraron usurpaciones masivas en Arturo Seguí. En esos lugares, la movilización vecinal se puso en marcha para alertar a las autoridades comunales y los propietarios de los predios acudieron a la Justicia para intentar hacer valer sus derechos sobre los lotes en conflicto.

El 16 de junio pasado, un grupo de familias que según se señaló "proviene de la zona", intentó adueñarse de las tierras comprendidas entre las calles 158, 160, 417 y 419, junto a la avenida Arana. El avance se frenó ante la presencia policial, pero un día después, logró filtrarse en la propiedad de Daisy Chavero Seguí, nieta de quien donara sus terrenos para la fundación de la localidad.

La toma de otra hectárea -con no menos de 70 personas ocupando un alto porcentaje de las parcelas-, derivó en una presentación judicial ante la UFI Nº5. Desde la Comuna se admitió que "desde hace muchos años no quedan terrenos fiscales en todo el distrito" y se agregó que los delegados comunales realizaron presentaciones ante la Justicia para frenar el avance de los usurpadores.

Comentá la nota