Avanza en el Senado el plan de rescate de Obama

Demócratas y republicanos sellaron un principio de acuerdo. La cámara Alta rebajó el salvataje a u$s780 mil millones. Pronta votación.
El Senado de EE.UU. le dio una buena noticia al presidente Barack Obama y lograron un acuerdo sobre un plan de estímulo de 780.000 millones de dólares para conjurar una catástrofe económica y que podría ser votado, durante una inédita sesión, este mismo fin de semana.

El acuerdo, logrado tras una semana de fuertes negociaciones y recriminaciones, redujo el monto de la versión original de la Cámara Alta, que había superado ya los 900.000 millones de dólares.

El grupo negociador de 20 senadores, liderado por el demócrata Ben Nelson y la republicana Susan Collins, acordó el nuevo monto del plan de estímulo ante presiones políticas para reducir el gasto fiscal. El plan sería sometido a votación este domingo.

Según Nelson, los senadores "peinaron" el proyecto de ley, "renglón por renglón y dólar por dólar" para llegar al monto actual, que refleja la eliminación o reducción de algunos programas y recortes tributarios.

Sin embargo, no está claro que los demócratas reúnan los 60 votos necesarios para su aprobación. El líder de la minoría republicana, Mitch McConnell, dijo que se opone al plan aún con los cambios, porque no cree que reactivará a la economía.

La Casa Blanca se mostró complacida con los avances logrados hasta ahora en el Senado.

Si bien en el Senado hay consenso sobre la gravedad de la crisis, que causó la pérdida de 3,6 millones de empleos desde que comenzó la recesión en 2007, surgieron agrias disputas desde el lunes pasado sobre cómo y dónde reducir parte del componente fiscal del plan.

Desde su investidura el pasado 20 de enero, Obama invirtió casi todo su capital político en la aprobación del paquete de estímulo, ingeniado para insuflar vida a la economía mediante la creación o preservación de entre tres y cuatro millones de empleos e inversiones públicas en los próximos dos años.

Pese a sus ansias de cooperación bipartidista, ninguno de los 77 republicanos de la Cámara Baja votó a favor del plan la semana pasada.

Comentá la nota