Avanza la remodelación de la Terminal de Omnibus

Si todo sale como está previsto, marzo encontrará a la Terminal de Omnibus Mariano Moreno en plena obra. Esta mañana, a partir de las 11, se abrirán los sobres de la licitación para los trabajos de reordenamiento y revalorización del edificio de la estación de colectivos.
Y, de no mediar sorpresas, una vez que baje el movimiento producido por las vacaciones se pondrán en marcha las tareas. La inversión, de 18 millones de pesos, contempla la remodelación integral de los espacios comerciales, boleterías, sector de estacionamiento y áreas de servicios, preservando el carácter patrimonial del núcleo histórico de la construcción.

   "La de la terminal es una de las obras más importantes que se van a desarrollar durante este año", se entusiasmó el presidente del consejo de administración de la empresa municipal que gerencia la estación, Oscar Borra. El funcionario encabezará hoy el acto en el que se abrirán los sobres con las ofertas técnicas y económicas de las empresas que se disputarán la realización de los trabajos. Y es optimista: "Cinco firmas ya compraron los pliegos, y entendemos que se van a presentar las cinco", indicó.

   El grueso de las obras apunta a modificar el uso del antiguo edificio de Santa Fe y Cafferata, extendiéndolo hacia el oeste. De acuerdo con ese objetivo se reubicarán dársenas, boleterías y locales comerciales, duplicando el espacio destinado a la sala de espera y sanitarios, y la superficie para locales comerciales.

   Además, se recambiarán los tendidos de energía eléctrica, agua y gas, y se instalará un moderno sistema de emergencia contra incendios.

Desde 2004. Borra recordó que en la terminal no se realizan obras de importancia desde 2004, cuando se desarrolló el Congreso de la Lengua Española y se aprovechó la ocasión para cambiarle la cara a la estación. Ahora los trabajos se realizarán puertas adentro.

   "La idea es comenzar la obra en marzo por el ala oeste del edificio, a la altura de las últimas dársenas, donde no hay espacios construidos. Arrancaremos desde allí para ocasionar menos molestias y dejar oxígeno para ir movilizando las boleterías y los comercios", explicó el funcionario.

   Los trabajos tienen un presupuesto de 18 millones de pesos. Se financiarán con el aporte de los comerciantes que actualmente explotan los locales (gracias a una prórroga en la concesión, vencida hace casi un año) que, tras quedar nuevamente al frente de los negocios por una adjudicación directa, deberán abonar un monto de inversión trimestral a lo largo de dos años, aparte del canon correspondiente.

Más dársenas y locales. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 18 meses. Una vez concluidos no sólo se incrementarán las 50 dársenas que actualmente ostenta la terminal, sino que se podrán aprovechar de forma más armónica, evitando la concentración de movimientos que actualmente se da sobre el comienzo de los andenes.

   Además, se pasará de 1.700 a 2.400 metros cuadrados para locales comerciales. "Actualmente hay unos 40 negocios, pero la idea es incorporar rubros que no están presentes", explicó Borra.

   En cuanto al estacionamiento, la idea es unificar los dos existentes sobre el extremo oeste, en la actual estación de servicio. El número de plazas no podrá ser menor a 200. Y el sector de parking que da sobre Córdoba se transformará en un espacio verde.

Comentá la nota