Avanza la relocalización de familias en Alto Verde

Paulatinamente, se reubicarán unas 50 familias. Cada módulo tiene 24 m2, baño y conexión de luz y agua.
La creciente del río Paraná aceleró la reubicación, a través del municipio, de unas 52 familias que se encontraban en la denominada Villa Corpiño y Los Alisos. De ese total, 21 familias ya fueron trasladadas a un predio de Alto Verde.

El proyecto de urbanización se organiza en manzanas con lotes de 10 metros por 18, demarcados por cerco perimetral, que se le asigna a cada familia. Allí, el gobierno de la ciudad construyó módulos habitacionales con posibilidades de crecimiento.

A cada familia se le ha asignado un módulo básico de 24 m2, a partir del cual el beneficiario -según sus necesidades y posibilidades- podrá realizar su ampliación y/o completamiento. Cada módulo cuenta con baño y conexión de luz y agua, y se construyeron sobre la base de una estructura de madera, cerradas con placas cementicias y techos de paja.

"Este prototipo mínimo ofrece una solución primaria al problema de la vivienda. Además estamos trabajando de manera colaborativa con los vecinos en las posibilidades de ampliación y la gestión de materiales para ir mejorando las condiciones de su propio hábitat", indicó la subsecretaria de Hábitat y Vivienda, Sara Lauría.

Legalizar la tierra

Actualmente, el municipio está trabajando en el proyecto de mensura, subdivisión y loteo del sector, para que se pueda aprobar el plano correspondiente de la nueva urbanización y, de esa manera, se incluya dentro del plan de regularización dominial. Esta iniciativa se enmarca dentro la ordenanza de la legalización de la tenencia de la tierra, sancionada recientemente por iniciativa del Municipio, con el fin de favorecer la accesibilidad a la tierra, como un derecho de los ciudadanos.

Cabe señalar que está previsto asignarle parte de esos terrenos a los vecinos de Alto Verde, que tienen problemas con el acceso a un terreno o a una vivienda. En tal sentido, la funcionaria municipal dijo que "ya hemos acordado con la vecinal de Alto Verde trabajar conjuntamente, a partir de principios del año próximo, en las tareas de relevamiento censal de las familias de todo Alto Verde, que es el paso inicial del proceso de regularización dominial".

En su hábitat

La selección del nuevo emplazamiento que se ubica en Alto Verde se fundamentó en que los vecinos reubicados se encuentran dentro de su hábitat y próximos al río, ya que muchas de estas personas desempeñan sus oficios informales en relación a la pesca. Otro punto que se tuvo en cuenta es la altura de los terrenos y el buen sistema de defensa que posee, lo que implica que no haya riesgos de inundación. Además se valoró la potencialidad de urbanizar ese sector y la posibilidad de poder proveer de luz y agua a esa zona.

Comentá la nota