Avanza la puesta a punto de la empresa estatal Agroandina

Por ello, el pasado miércoles arribaron a la planta frutihortícola los concentradores, equipos que significan "el corazón" de la fábrica por el rol que cumplirán en la línea de producción. Una vez puesta en funcionamiento, la fábrica dará trabajo a unos 120 operarios.

A paso firme prosigue la puesta en marcha de la fábrica Agroandina S.A., un emprendimiento productivo-industrial que fue impulsado por el gobierno provincial con el objetivo que decenas de familias se dignifiquen a través del trabajo y signifique un apoyo a la producción local.

En horas del mediodía de este miércoles arribaron a la planta frutihortícola los concentradores, equipos que significan "el corazón" de la fábrica por el rol que cumplirán en la línea de producción.

Al respecto, el presidente de Agroandina, José Luis Bellia, consideró que la presente semana "ha tenido muchas emociones" y recordó que el pasado lunes llegó la caldera y gran parte de la nueva maquinaria. Con relación a los concentradores que arribaron, dijo son "el corazón de la planta de tomates".

"Es un reto que se empieza a hacer realidad, una esperanza que se empieza a cristalizar", subrayó Bellia. Del mismo modo, destacó el compromiso del Estado provincial "de tratar de transformar unos galpones que casi no queríamos ver en una fábrica que aspiramos a que sea modelo".

"Hoy no es un día común, -afirmó- sino un día en donde recibimos lo que habíamos prometido y se empieza a hacer realidad. Estos elementos de acero inoxidable transformarán el esfuerzo del productor, del campo, en un producto que se podrá vender en el país y se buscarán mercados alternativos", señaló.

Además, quien encabeza la planta frutihortícola manifestó que "el mensaje es que se puede y se debe, pero todo se consigue con un equipo de trabajo, cuando dejamos de lado las diferencias y nos ponemos el objetivo de vivir de nuestra labor". "Hoy lo que estamos viendo es una ventana abierta para que la sociedad crea que en La Rioja se puede y, que a través del esfuerzo en conjunto, el futuro es mejor", agregó.

Asimismo, Bellia adelantó que próximamente llegará la envasadora aséptica, los insumos, es decir, las bolsas y los tanques en donde se colocará el producto, que provienen de Chile. "El viernes nos cargan en Mendoza la envasadora de lata de ocho kilos, la etiquetadora y el resto de la línea de producción", añadió.

Por su parte, Mauricio Politino, director de la firma FADEI (Fábrica de Equipos Industriales) explicó que el equipamiento que llegó a la fábrica "consta de tres equipos que sirven para evaporar". Explicó que cada uno pesa alrededor de 3 toneladas y serán ubicados en la entrada de la planta. "Calculamos que podrán estar montados con algunas pruebas de manera independiente el lunes y, de no mediar problemas, a mediados de la semana próxima estarían funcionando", adelantó.

FADEI es una firma de Mendoza que se encarga de la fabricación y puesta en marcha de la línea que funcionará en la fábrica Agroandina.

El sueño de decenas de familias

José Luis Bellia revalorizó la importancia de la planta productora de tomates, ya que "por cada operario que la industria tenga, producirá un efecto de veinte trabajadores fuera de la planta", dijo. "Esperamos terminar el año con más de 120 trabajadores, pero esto significará que afuera entre la cosecha, el transporte, el agroquímico, los servicios, los productos, la venta y demás, por cada trabajador la palanca del mercado llevará a veinte", explicó.

Por último, recordó que el 18 de diciembre es la fecha de la invitación formal para que el gobernador Luis Beder Herrera acuda al predio chileciteño a concretar a las 19 el corte de cintas dejando inaugurada la fábrica de tomates.

"Esperamos que entre el 25 y el 31 de diciembre empecemos a tener los primeros equipos de tomates de Chilecito y después se sumarán otros de La Rioja, Villa Unión, Vinchina, Guandacol, Famatina y La Costa", completó.

Una ilusión a punto de hacerse realidad

Luego, Mario Jofre, empleado a cargo del área de mantenimiento, aseguró que "estamos viviendo un sueño de hace mucho tiempo". Agradeció el esfuerzo del gobierno provincial, de Bellia y los productores por intermedio de CARPA.

"Hace por lo menos diez años que veíamos que los productos de la zona se iban a otros lados y era algo que nos dolía mucho", dijo Jofre con emoción en su mirada y consideró que "es un sueño a punto de hacerse realidad". "Estamos trabajando con todo el empeño para que pueda tener trabajo mucha gente en la planta, el campo y en toda la zona", resaltó.

Comentá la nota