Avanza proyecto de semilleros para cubierta verde en yerbales

Un interesante avance registra el proyecto de huertos semilleros para cubiertas verdes en chacras de la zona de San Pedro, por medio del Programa Regional de Asistencia al Sector Yerbatero (PRASY).

La iniciativa fue motorizada por el Instituto de Desarrollo Social y Promoción Humana (INDES), una ONG que desde hace unos años trabaja a partir de la experiencia en el uso de cubiertas verdes que tienen los colonos de esta región del norte misionero.

“Se produce para fortalecer la tierra, para abonar y lo que sobra lo comercializamos”, comentó Pedro Da Silva de Nogueira, un joven productor de Colonia Paraíso que incorporó la mucuna enana en su yerbal.

El colono también es tabacalero y conoce cuáles son las variedades que se adaptan mejor. “Para la yerba lo mejor es la mucuna enana porque no se enreda en la planta y tiene mucho follaje, muchas hojas. Se puede plantar hasta a 25 centímetros de la planta”, se animó a recomendar.

La decisión de apoyar este proyecto surgió a fines del 2.007 cuando se empezó nuevamente a fomentar el uso de cubiertas verdes en los yerbales. En ese momento los técnicos del PRASY se encontraron con una notoria escasez de semillas.

La posibilidad de contar con semilleros en el ámbito local llegó desde las chacras de San Pedro y sus colonias vecinas. “Desde hace varios años venimos trabajando contra la erosión y la degradación utilizando cubiertas verdes como poroto sable, poroto San Francisco y mucuna. A raíz de ahí surge la idea de este proyecto para desarrollar semillas y colocarlas en el mercado”, sintetizó el técnico agrónomo Airton Mattje, quien integra el equipo del INDES.

Desde la oficina de la ONG en San Pedro brinda asesoramiento a cuatro organizaciones de agricultores que se unieron para conformar una Comisión de Producción y Comercialización de Semillas. “Lo que hay que destacar es que con el financiamiento del INYM, del PRASY se consiguió genética que no había en la zona y también recursos para la instancia de capacitación. Además – destacó- se logró el registro en el INASE (Instituto Nacional de Semillas) como productores de semillas”.

Del autoconsumo a la comercialización

Además de contar con materia prima para proteger los suelos, el objetivo del proyecto es “obtener un registro y sistematización de prácticas productivas de semillas de no menos cuatro especies de cubiertas verdes (nabo forrajero, mucuna enana, poroto caupí variedad San Francisco, Raygrass y poroto sable)”.

Otro productor que está entusiasmado con la propuesta es don Guillermo Ratke, quien también reside en Colonia Paraíso. Al igual que muchos de sus vecinos tiene una experiencia de larga data en el uso de cubiertas verdes. “Empecé con avena seguí con otras variedades como mucuna, poroto sable, nabo forrajero, Raygrass, poroto San Francisco”, relató.

En principio la producción se repartía entre los colonos pero después empezó a quedar un excedente. “A cada uno le sobraba algo y armamos el grupo para salir a ofrecer semillas a la provincia”, añadió.

La práctica de utilizar las cubiertas para proteger y mejorar al suelo le viene del cultivo del tabaco, y piensa aplicarlo en la yerba mate que plantó el año pasado. Tengo yerba recién plantada y ahí también voy a poner cubierta verde”, afirmó.

El proyecto empezó a ejecutarse el año pasado y las perspectivas son más que alentadoras, a tal punto que ya cuentan con semillas para la venta. “Hay algo de nabo y Raygrass que está disponible para el grupo productores de esta zona y el año que viene tendremos para otros colonos. El poroto sable es la variedad que hace más años se desarrolla en la zona. En depósito tenemos 18 mil kilos para la comercialización que nos quedó de la campaña pasada”, finalizó el agrónomo Airton Mattje.

Comentá la nota