Avanza proyecto para proteger con carácter de reserva natural el sector marino frente al Faro

La Cámara de Diputados de al Provincia de Buenos Aires dio media sanción al proyecto de ley presentado por el legislador del Partido Socialista, Carlos Nivio, que permitiría proteger con carácter de reserva natural el sector marino ubicado frente al Faro Punta Mogotes.

Se trata de un importante ecosistema con características únicas en nuestro litoral atlántico, conformado por los afloramientos rocosos del extremo sudeste del sistema de Tandilla, los cuales a manera de arrecifes constituyen el hábitat de numerosas especies de la flora y la fauna marina. El área a ser protegida, ubicada a poca distancia de la costa y conocida como la "restinga del faro", tendrá el carácter de Reserva Natural Integral, a efectos de asegurar la conservación de la totalidad del ecosistema.

Cabe mencionar que la idea de crear dicha reserva tuvo su origen en una iniciativa de la Fundación Fauna Argentina, en coincidencia con diversos estudios científicos que han destacado la importancia del área, tanto por sus particulares características geológicas como biológicas y hasta históricas, recomendando su preservación.

Reviste particular significado el asentamiento en ese lugar de un grupo estacional de lobos marinos de dos pelos, siendo el único de este tipo de pinípedos registrado en la provincia de Buenos Aires. Además de estos mamíferos marinos, esta zona de estribaciones permite el asentamiento y poblamiento de una gran cantidad de especies, encontrándose grupos de vertebrados, así como de invertebrados que viven en el fondo marino.

La Reserva Natural comprenderá inicialmente una superficie de aproximadamente 7 kilómetros cuadrados, abarcando el sector más importante donde se encuentran las formaciones rocosas, algunas de las cuales por efecto de las mareas quedan prácticamente expuestas al oleaje y a las fuertes corrientes marinas que caracterizan esa zona; existiendo la posibilidad de su ampliación futura como refugio de vida silvestre.

La creación de la Reserva Natural permitirá velar por la integridad y defensa de este ambiente natural, disponiéndose medidas de protección y conservación, por medio de un plan de manejo del área; posibilitándose asimismo la realización de investigaciones por parte de la comunidad científica local y regional.

Debido a su escasa profundidad, el lugar es muy peligroso para la navegación, a tal punto que las embarcaciones deben alejarse a fin de evitar encallar. Los restos de 6 barcos hundidos en el sector -denominado inicialmente "Cabo de las Corrientes"-, son prueba de ello, por lo que su demarcación como área protegida no creará ningún inconveniente para las embarcaciones.

De acuerdo con los amplios fundamentos que avalan el proyecto de ley del diputado Carlos Nivio, todo ese sector posee gran diversidad de fauna y flora marina, por lo que debe ser protegido, siendo ello factible por tratarse de un área naturalmente aislada, dada la baja profundidad, las importantes corrientes y los fondos peligrosos.

De sancionarse finalmente el proyecto de ley, quedaría establecida la primera Reserva Natural Marina de nuestro país, medida de avanzada que permitirá asegurar la conservación de la biodiversidad de este ecosistema y la evolución de las comunidades que lo habitan.

.

Comentá la nota