Avanza el proyecto para limitar el horario en locales bailables

La iniciativa del gobierno bonaerense establece horario de entrada hasta las 2 de la mañana y salida a las 5.30 horas. Quiere poner multas de hasta 100 mil pesos a los dueños de boliches que incumplan las medidas sobre la venta de alcohol a menores.

En un intento por disminuir el consumo de alcohol entre los jóvenes y poner un tope a la nocturnidad bonaerense, en las próximas horas el Gobierno provincial enviará oficialmente a la Legislatura dos proyectos de ley que fijan los horarios de apertura y cierre de los locales bailables y las penas para quienes vendan alcohol en horarios no permitidos.

Fuentes oficiales del Senado y el Ejecutivo coincidieron en que el proyecto ingresará hoy en la Legislatura. Los funcionarios bonaerenses contaban con que ayer después del mediodía la iniciativa oficial cuente con la entrada en la Cámara Alta para que se trate sobre tablas lo antes posible. Sin embargo, los encargados de ultimar los detalles del texto extendieron la reunión más de lo pensado ultimando los detalles.

Según aseguraron desde el Ministerio de Desarrollo Social, el limite horario de entrada a los boliches será a las 2 de la mañana, mientras que a las 4.30 horas los encargados deberán dejar de vender alcohol para cerrar las puertas de los locales a las 5.30 de la madrugada. Para quienes incumplan estas medidas la iniciativa establece clausuras de hasta 30 días y multas de entre 5 mil y 30 mil pesos. En caso de reincidir dentro de los 6 meses, se duplicará la sanción económica y la clausura será definitiva.

El otro proyecto de ley intenta modificar la ley provincial 11.748 que prohíbe el expendio de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años. El gobernador pretende endurecer las multas y sanciones para quienes incumplan esta normativa. El texto contempla el arresto de 30 a 90 días, multas de 10 mil a 100 mil pesos, y la clausura de establecimientos por un período de 30 a 180 días para quienes vendan alcohol a menores.

Además el ministro de Desarrollo Social propuso introducir controles de alcoholemia en las puertas de los boliches, que hasta ahora sólo se hacen a los conductores de vehículos. Las inspecciones estarán a cargo de la Subsecretaria de Atención a las Adicciones (SADA) y serán a pedido de cada dueño de los locales nocturnos.

Mientras tanto, entre los legisladores, en su mayoría oficialistas, circula un texto extraoficial que el Ejecutivo habría remitido para adelantar sus intenciones. En la Cámara Alta habrá sesiones la semana que viene, lo que posibilitará al presidente del bloque oficialista consensuar el proyecto con al oposición.

Hoy el gobernador Daniel Scioli encabezará el acto de asunción del intendente de Chivilcoy, Ariel Franetovich, a la cartera de Asuntos Agrarios; y del subsecretario de Asuntos Deportivos de la Nación, Alejandro Rodríguez, a la Secretaría de Deportes bonaerense. Luego el mandatario brindará una conferencia con la prensa y dará detalles sobre los proyectos de ley.

El ministro de Desarrollo Social, Baldomero Álvarez de Olivera, se reunió con los presidentes de las Cámaras de Senadores y Diputados de la Provincia, Alberto Ballestrini y Horacio González, respectivamente, con el objetivo de darles a conocer los lineamientos de los proyectos que serán presentados, finalmente, alrededor del mediodía.

Los proyectos iban a ser remitidos por la Secretaría General ayer pero todo se retrasó al definir algunos detalles en una reunión que Álvarez mantuvo con el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño, el director general de Escuelas, Mario Oporto y los representantes que nuclean los boliches de la provincia.

Tras las gestiones, el titular de la cartera social sostuvo que para llevar adelante esta tarea será necesaria la colaboración de todos los sectores sociales: "Planteamos que esto no se puede resolver sin la presencia muy fuerte de los municipios y de los padres; desde el Estado vamos a fijar un marco legal, pero si no contamos con la actitud de los padres que deben poner límites, nada va a tener buenos resultados".

Sobre los limites horarios se habrían tenido en cuenta algunas excepciones. No estarán obligados a cerrar a las 5:30 de la mañana los restaurantes, cantinas, cervecerías, cafeterías, bares, y Casinos, Bingos y Salas de Juego. Además de otros sitios públicos "donde se desarrollen actividades similares". Sin embargo la venta de alcohol en todos los lugares quedará permitida hasta las 4.30 horas. Más tarde los bares podrán ofrecer sólo servicio de cafetería.

"Proceso cultural"

Por su parte, el titular del Ministerio de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, indicó ayer que con estas iniciativas "se modifican dos o tres leyes vigentes en este momento, entre ellas el Código de Faltas".

En declaraciones radiales el ministro señaló que "de todas maneras, esto es un proceso cultural; hay que tratar de hacer contracultura".

Controles

Desde hace aproximadamente tres semanas el Gobierno bonaerense mantiene reuniones con legisladores, empresarios de locales bailables, intendentes y padres de adolescentes para poner un freno al exceso en el consumo de alcohol durante la noche.

A partir del proyecto del oficialismo, se profundizaron además los controles en los locales nocturnos, maxikioscos y estaciones de servicio para garantizar que se cumpla la ley vigente sobre la venta de alcohol.

Comentá la nota