Avanza el proyecto que libera el tope al endeudamiento provincial

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Gustavo Marconato, confirmó que en los próximos días se presentará en la Cámara baja el proyecto que suspende por 2009 y 2010 los artículos de la ley de responsabilidad fiscal que limitan las posibilidades de las provincias y la Nación de aumentar los gastos corrientes y tomar deuda.
   La iniciativa presentada por Marconato (FPV) y la mendocina Patricia Fadel, promete tener un veloz trámite en el Congreso ya que cuenta con el consenso de los gobernadores y de buena parte de los legisladores de la oposición. De hecho, lleva la firma de unos 20 diputados de distintas extracciones.

   Marconato explicó que el objetivo es excluir de los límites impuestos por la ley sancionada en 2004, los gastos "que tienen que ver con la promoción de la actividad económica, para sostener el empleo y atender tanto la emergencia sanitaria declarada por la Gripe A como el incremento de las demandas sociales derivadas del impacto de la crisis".

   En busca de comprometer a las provincias y al Estado nacional en el equilibrio de las cuentas públicas, la ley de responsabilidad fiscal fijó límites al incremento del gasto y al endeudamiento. Por ejemplo, en su artículo 10 establece que los gastos corrientes no pueden aumentar a una tasa superior a la del PBI de cada provincia. En el artículo 21, por otra parte, limita la posibilidad de emitir deuda a las provincias al 15% de los recursos corrientes. Por otra parte, el artículo 15 restringe las modificaciones presupuestarias que impliquen incrementos en gastos corrientes.

   Con el proyecto de modificación que comenzará a discutirse en Diputados, los gastos destinados a enfrentar la crisis quedarán excluidos de esas trabas.

   Para Marconato, se trata de "flexibilizar la norma para enfrentar la crisis internacional y la emergencia sanitaria que vivió el país, como en realidad se está haciendo en muchos países del mundo". El legislador no cree que los cambios tengan mayores objeciones. El miércoles o jueves el texto ingresaría a la comisión que preside. De hecho, la propuesta de modificación surgió del propio Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal que reúne a las autoridades económicas de las provincias.

   Con un déficit que llegaría a los 10 mil millones de pesos este año, los Estados de interior están complicados incluso para hacer frente a los gastos más urgentes, como el pago de salarios. Paralelamente, a medida que se acerca el vencimiento de impuestos coparticipables, se suman proyectos y avanzadas para modificar el actual reparto de la masa coparticipable.

El presupuesto. En ese sentido, Marconato anticipó cuál es la postura del oficialismo en este tema. "Creemos que la relación fiscal entre Nación y provincias debe darse en el marco de la discusión del presupuesto, porque los pedidos aislados de modificar el reparto nos van a llevar a un tironeo por el cual vamos a terminar desfinanciando al Estado".

   Para el legislador, el esfuerzo por conservar el superávit fiscal para el Estado nacional es clave porque "si se cae el financiamiento para las políticas nacionales, esto repercute muy rápidamente" en el interior. Por eso, apeló a encauzar la discusión en un marco de consenso que involucre gestión de recursos y responsabilidades de gastos. "Hay que verlo como un todo porque por un lado se solicitan más recursos para las provincias pero también fondos para asistencia social a los sectores más vulnerables", señaló.

Comentá la nota