El PJ avanza con el proceso de expulsar a afiliados disidentes

VIEDMA (AV).- El proceso interno que apunta a determinar si el partido justicialista debe sancionar a los dirigentes que se unieron al radicalismo en la provincia continuó en estos días con la imputación de cargos disciplinarios contra el titular del Ipross, Alcides Pinazo, el referente serrano Jorge García, el barilochense Oscar Llancanao y el secretario de Trabajo, Ricardo Ledo. A los cuatro, los instructores sumariantes designados por el Tribunal de Disciplina del partido en Río Negro, le endilgan haber cometido actos de grave deslealtad e inconducta partidaria de conformidad con los preceptos de la Carta Orgánica del partido.
Además, fueron declarados en rebeldía por no haber comparecido cuando se los citó para que expliquen sus actos.

A Alcides Pinazo se le otorga un plazo de 13 días para que efectúe su descargo y ofrezca las pruebas que hagan a su derecho, mientras que García tendrá 15 días y Llancanao y Ledo 20 días.

En el primero de los casos, la instructora sumariante es Verónica Belloso, en tanto, que para los tres restantes dirigentes la investigación está a cargo de su colega Martín Alcalde.

Los afiliados están siendo sometidos a los respectivos sumarios por haberse sumado a la oficialismo provincial, junto a otros referentes partidarios cuyos procesos avanzan por separado.

Según pudo saberse la intención de las autoridades partidarias es continuar todos los trámites correspondientes para lograr la expulsión de esos dirigentes de la fuerza.

No obstante, la postura de los investigados ha sido desconocer los sumarios ya que los cuatro, junto a otros dirigentes conformaron un nuevo partido, denominado Unidos por Río Negro.

"Pinazo lo que dice sobre esto es que a él no lo echan del PJ porque él ya se fue solo y conformó una nueva fuerza", sostuvo ayer un allegado al titular del Ipross.

Comentá la nota