Avanza la obra del enlace entre las rutas 3 y la 226

El enlace entre las rutas nacionales 3 y 226 ya es un hecho. Por eso, el intendente municipal José Eseverri recorrió el trazado esta mañana en compañía de funcionarios de su gabinete y trabajadores de prensa, durante más de dos horas, desde el punto preciso en que la ruta provincial 51 se funde con la nacional 226 hasta la ruta 3, a la altura de Chillar.

Se espera que la obra finalice en febrero próximo, ya que los 35 kilómetros que la incluyen que ya tienen su traza casi completa, con movimiento de suelos incluído, y listos para recibir una capa de suelo cemento primero y la definitiva de hormigón, después.

El recorrido, todavía polvoriento, atraviesa las sierras, se codea con los pintorescos campos de la zona y moviliza, hoy por hoy, un centenar y medio de trabajadores, quince camiones y unas 30 maquinarias entre retroexcavadoras, motoniveladoras y compactadoras, con una inversión que se estima superará los 100 millones de pesos.

Para el intendente, la obra resulta "espectacular" porque Olavarría no conoce otra semejante desde hace unos 50 años, y tiene "un sentido estratégico" porque coloca al Partido en una ubicación preponderante en relación con el puerto de Necochea y los distritos vecinos.

Los 35 kilómetros que unirán Olavarría con la ruta nacional 3 a través de Chillar han generado una movilización de suelos de más de 600 mil metros cúbicos de volumen con entre el 70 y el 80% de ejecutividad al momento. La obra está a cargo de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por la empresa constructora Dos Arroyos S.A. y Las Armas, que ganó la licitación nacional presupuestada en un primer momento en 83 millones de pesos que, hasta hoy, se habían transformado en 90 millones 605 mil pesos por una ampliación de ítems, según consignó ayer el representante técnico de la firma, ingeniero Héctor Molinari. Y que el propio José Eseverri no dudó en estimar superior a los 100 millones por las diferencias de costos del hormigonado.

Comentá la nota