Avanza Obama en bastiones republicanos

Las encuestas muestran que el candidato demócrata ganó terreno en varios estados que votaron por George W. Bush en 2004.Por Hugo Alconada Mon

Corresponsal en EE.UU.

WASHINGTON.- Alentado por los resultados de las encuestas que lo muestran al frente de la carrera, el demócrata Barack Obama amplió sus objetivos. No sólo pelea por quedarse con los estados ?bisagra? de cada elección, sino que pasó a la ofensiva en los ?republicanos?, que esta vez podrían dar la sorpresa, como lo anticipan, entre otros, los sondeos en Carolina del Norte, Virginia y Nevada.

Tal es su confianza en la victoria que su equipo anunció que Obama pasará las últimas dos semanas de campaña en estados que en 2004 votaron por George W. Bush. La lista incluye Florida, Virginia, Iowa, Colorado, Nuevo México e Indiana. A ésos se suman otros tres bastiones republicanos ?Carolina del Norte, Nevada y Ohio?, que también apoyaron la reelección cuatro años atrás, pero ahora votarán por el candidato demócrata, por hasta cuatro puntos, según reflejó ayer un sondeo de CNN y la revista Time .

?No digo que no vaya a ir a un estado azul [demócrata], pero ciertamente nos estamos concentrando en expandir el mapa?, explicó el jefe de estrategia de su campaña, David Axelrod. Un plan que les permite colocar al republicano John McCain a la defensiva en estados que debería descontar como propios.

Ayer, para Obama fue el turno de Indiana. Frente a más de 35.000 personas que esperaron durante horas para verlo en la fría mañana de Indianápolis, el candidato centró su discurso en la clase trabajadora y el sector rural del estado, que le fueron esquivos durante las primarias. ?Quiero ser su presidente?, les ofreció.

El demócrata aprovechó para criticar a McCain, a quien acusó de ?poner a las corporaciones por delante de los trabajadores?, aun cuando más de 4500 empleos se perdieron en Indiana sólo en septiembre. Su rival, contrastó, ?piensa que las políticas económicas de Bush son las correctas?.

Pese a todo, McCain apuesta a dar la sorpresa. Se apoya para eso en las pocas encuestas que le aportan esperanzas, como la que difundió AP sobre la base de datos de GfK, que coloca al republicano apenas un punto por debajo de Obama (44 a 43%) o la de IBD/TIPP que un asesor del republicano envió a LA NACION. En ese estudio, la brecha se redujo de 6 a 3,7 puntos.

?¡No abandonen la esperanza!?, clamó McCain, rodeado por 1000 seguidores de Nuevo Hampshire, el estado que lo dio ganador en las primarias de 2000 contra Bush y que volvió a darle la victoria en 2008. ?¡Debemos pelear por lo que es correcto para Estados Unidos!?, urgió, antes de enfilar para Florida.

Pero con Obama al frente por 7 puntos porcentuales en el promedio de las encuestas, según el respetado website electoral Real Clear Politics, las opciones se agotan para McCain.

?La diferencia entre ambos en los estados bisagra llega a ser de 11 puntos para Obama?, comentó la analista senior de la encuestadora Greenberg, Quinlan & Rosner (GQR), Ana Iparraguirre, a LA NACION. ?En esos estados, Obama gasta más que McCain en un promedio de 3 a 1?, detalló, lo que consolidaría la distancia.

Para Iparraguirre, la victoria de McCain sólo podría darse a partir de la campaña negativa ?en todo lo que no se detecte, como los folletos enviados por correo o las llamadas automatizadas a las audiencias específicas? (ver aparte). También dependerá que los candidatos menores, como Ron Paul y Ralph Nader, no se lleven muchos votos, o de si prospera el intento por ?asustar a los votantes con el control absoluto que tendría Obama al quedarse con la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso para su proyecto «socialista», como lo pintan?.

"Wall Street, primero"

Obama devolvió los ataques republicanos: afirmó que él propone recortar impuestos a quienes ganen menos de 250.000 dólares al año (el 95% de los norteamericanos) y disparó contra McCain. ?Bueno, Indiana, mi oponente lo llama «economía básica», pero lo que quiere decir es «Wall Street, primero; la calle común, última». Ese es el tipo de filosofía económica que hemos tenido durante los últimos ocho años. Y es fundamentalmente errónea.?

La sola presencia de Obama en Indiana dice mucho sobre sus pretensiones. En 2004, John Kerry perdió por 21 puntos en ese estado frente a Bush. Pero ahora, McCain lo aventaja por menos de un punto, 47,3 a 46,6%. Más drástico aún es el giro en Carolina del Norte, de tradición republicana. Si las elecciones se celebrasen hoy, el demócrata ganaría por 51 a 47%, según CNN y Time .

Horas después de recorrer Indiana, sin embargo, Obama tomó otra decisión inusual en la recta final de la contienda. Suspendió su agenda y viajó a Hawai por 36 horas para visitar a su abuela materna, Madelyn Dunham, que lo crió durante su infancia y adolescencia y que está gravemente enferma.

En 1995, explicó el demócrata, llegó ?demasiado tarde? para despedir a su madre, enferma de cáncer. ?Mi abuela es la última que me queda y no quiero cometer ese error otra vez?, planteó. Reaparecerá mañana, en Nevada.

Comentá la nota