Avanza una nueva ley para salvar a los deudores hipotecarios

La Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto de ley que suspende desalojos y remates de viviendas, al tiempo que crea "un sistema de refinanciación hipotecaria a deudores y acreedores privados que cuenten con sentencia firme".
Por unanimidad, con 153 votos a favor, la Cámara Baja le dio curso al proyecto que establece que "la Justicia, en cualquier estado del proceso de ejecución, conferirá al deudor un plazo de 30 días para que manifieste su opción por cancelar la deuda".

Ese período comenzará a regir desde el día siguiente a la publicación de la norma en el Boletín Oficial.

En el caso de aceptar este sistema de refinanciación, el deudor podrá extender el pago de la hipoteca a 240 meses, o a 360, en el caso de que existan "situaciones excepcionales".

A pedido de la legisladora de la Coalición Cívica, Marcela Rodríguez, en el texto del proyecto se agregó que se podrá argumentar una situación "excepcional" cuando "el cálculo de la cuota mensual que corresponde a la financiación en 240 meses supere el límite del 40 por ciento del ingreso familiar mensual".

La medida, en tanto, suspende la ejecución de "sentencias judiciales, subastas judiciales y extrajudiciales, los desalojos en cualquiera de sus modalidades, y cualquier otro procedimiento que tenga por objeto el desapoderamiento de los inmuebles".

El proyecto, que fue ingresado en la Cámara baja por el Poder Ejecutivo el mes pasado, establece que "la suspensión de los remates regirá durante el mes que el deudor posee para decidir si se suma al sistema de refinanciación".

"Tenemos la convicción que con este proyecto y las reformas introducidas contribuimos a paliar una grave situación que atraviesan miles de deudores", subrayó el titular de la comisión de Justicia, el diputado del Frente para la Victoria, Luis Cigogna.

Comentá la nota