Avanza la licitación para construir el nuevo Centro de Justicia Penal

El próximo 12 de febrero la construcción del Centro de Justicia Penal de Rosario dará un paso importante. En esa fecha se abrirán los sobres de la licitación lanzada por el gobierno provincial para levantar la estructura de hormigón del nuevo edificio que se erigirá en el predio que ocupaba el ex Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. La obra tiene un presupuesto de 19,4 millones de pesos.
   La construcción cambiará la fisonomía de la manzana de Virasoro, Sarmiento, Gálvez y Mitre, donde el mes pasado se terminó de demoler el viejo centro asistencial. Además de la edificación vidriada de tres plantas donde funcionarán los tribunales orales, el plan arquitectónico contempla la recuperación del espacio público circundante y la habilitación de 123 plazas para cocheras.

   La licitación abarca sólo la primera etapa del ambicioso proyecto que, en total, demandará una inversión de 50 millones de pesos. El nuevo Tribunal tendrá una planta baja, dos pisos y un subsuelo semienterrado. Esta construcción ocupará el 40 por ciento del predio y el resto será destinado a espacio público.

Por etapas. La obra se realizará en tres etapas. A la construcción de la estructura de hormigón, que tiene un plazo de unos 12 meses, le seguirá el cerramiento exterior, la impermeabilización de cubiertas y construcción de desagües, tabiquería y carpintería interior.

   Luego será el tiempo de la última fase en el interior del edificio. Esto incluirá la instalación de los acondicionadores de aire, iluminación, pisos, durlock, instalaciones eléctricas e informáticas y pintura.

   La construcción de un nuevo edificio —fundamental para la implementar la reforma procesal penal— tiene que ver con la necesidad de contar con la infraestructura adecuada para la realización de los juicios orales, que reemplazan al viejo sistema de enjuiciamiento.

   La transformación del sistema busca facilitar el acceso a la Justicia de toda la ciudadanía, en especial de los sectores más vulnerables, asegurando el principio de igualdad ante la ley.

Comentá la nota