Avanza el gobierno indio

Tras el abrumador triunfo en las elecciones parlamentarias indias, el Partido del Congreso de Sonia Gandhi confía en un rápido proceso de negociaciones para formar el nuevo gobierno. "Las elecciones ya quedaron atrás. Ahora debe comenzar el trabajo duro", indicó Gandhi durante una reunión con la cúpula del partido. "Ya podemos empezar a devolverle al Partido del Congreso su papel natural de partido de gobierno en India", continuó.
La dirigente habló con la confianza que le dieron los números. Después de un mes de comicios, la formación de izquierda se colocó a tan solo 12 asientos de la mayoría simple. Así, el Partido del Congreso no deberá depender de los grandes partidos regionales o de los comunistas para armar la coalición. La tradicional formación logró 206 escaños, su mejor resultado en más de 20 años. Y la coalición liderada por su partido, la Alianza Progresista Unida (UPA) alcanzó los 262 asientos, diez por debajo de la mayoría absoluta.

Ayer los partidos menores mostraron su apoyo a un Ejecutivo encabezado por el Partido del Congreso. El primer ministro, Manmohan Singh, advirtió que el nuevo gobierno asumirá su trabajo con el trasfondo de una recesión mundial y ante serios problemas en los países vecinos, según lo citó el portavoz Janardhan Dwivedi. La referencia apunta al proceso de paz con Pakistán, congelado tras los atentados de Bombay en noviembre, así como la ofensiva a gran escala lanzada por el ejército de ese país contra la insurgencia talibán.

Comentá la nota