Avanza la fundación de Cobos

Al mismo tiempo que envía señales de acercamiento a su antiguo partido, la UCR, y a otras fuerzas opositoras afines, el vicepresidente Julio Cobos sigue a toda máquina en la construcción de su propia agrupación, Consenso Federal (Confe), y ajusta los últimos detalles para el lanzamiento de su fundación política.
El objetivo de Cobos de armar un frente de partidos que coincida en soluciones comunes para el país se entiende a partir de esta fundación, desde la que deberán surgir propuestas concretas en las áreas política, económica y social.

Después de muchas idas y venidas, el cobismo finalmente acordó un nombre para su organización: Consenso para el Desarrollo Argentino.

En realidad, primero habían anunciado que se llamaría Ideas para el Desarrollo Argentina (Idear), pero cuando la Inspección General de Justicia (IGJ) impugnó esa opción por repetida, tuvieron que buscar otra alternativa. Eso demoró bastante el trámite, igual que la búsqueda de un local para funcionar.

Aunque los cobistas se habían entusiasmado con el edificio con 10 oficinas y anfiteatro propio que está en la esquina de Alsina y Entre Ríos, el vicepresidente les bajó las pretensiones y pidió algo más modesto. LA NACION pudo saber que acaban de alquilar oficinas en Sarmiento y Callao.

La fundación será presidida por la diputada Laura Montero, acompañada por el intendente de Junín, Mario Meoni, como vicepresidente. Ex ministra de Cobos en Mendoza, Montero es una economista incondicional del vicepresidente.

Según el organigrama que deberá aprobar la IGJ, la parte ejecutiva de la fundación quedará en manos de su gerente, Guillermo Moreno, un ingeniero mendocino que nada tiene que ver con su homónimo, el funcionario kirchnerista. Cobos y sus dirigentes más cercanos integrarán el cuerpo honorario.

Comentá la nota