Avanza la estrategia para unir a la UCR.

Cobos y sus seguidores se reunieron en Buenos Aires. Biffi se afianza para conducir el partido en Mendoza.
La amplia victoria que obtuvo el cobismo en la provincia reabrió la discusión sobre la posibilidad de volver a estar bajo el paraguas de la UCR. A esta altura ya no se habla de una simple normalización del partido y directamente se menciona la palabra "reunificación".

Así quedó establecido el martes por la noche en Buenos Aires, en un cónclave del que participaron, entre otros, el presidente de la UCR nacional, Gerardo Morales; el diputado nacional electo Ricardo Alfonsín; los presidentes de bloques del Congreso Nacional, como Ernesto Sanz y Oscar Aguad, además de los dirigentes mendocinos Juan Carlos Jaliff y César Biffi y, por supuesto, Julio Cobos.

Durante la cumbre, las distintas líneas internas de la UCR y Confe comenzaron a acercar posiciones y todos coincidieron en la necesidad de "reunificar el partido" para que la Unión Cívica Radical se convierta en la columna vertebral de un frente opositor que se proyecte como una alternativa viable de gobierno.

Convencido de que la unificación del radicalismo es un hecho, Biffi habló de "potenciar el Frente o Acuerdo Cívico, como se llame, para construir un alternativa nacional para 2011 pero que esté encabezada por la UCR".

En esta suerte de alianza electoral, seguramente "Julio Cobos va a ser el candidato a presidente" y en caso que existan otros presidenciables "no hay problema ya que ese dilema se puede dirimir por una interna. Los que estuvieron en la reunión estaban de acuerdo", subrayó Biffi, quien será de ahora en más el vocero de este espacio en la provincia, según la estrategia que se ha planteado internamente.

También dio a entender que el partido que creó Cobos, Confe, puede quedar a un lado para aquellos que fueron expulsados del partido por seguir al Vice en 2007. "Si lo que buscábamos era la unificación del radicalismo y se eliminaron los obstáculos que lo impedían, el Confe ya no tiene razón de ser", enfatizó Biffi.

Asimismo aclaró que ese espacio político "puede servir para aquellas personas que se unieron a la propuesta del Confe pero no se sentirían bien dentro del radicalismo. En ese caso se puede mantener", indicó. Aunque claro, no todos opinan lo mismo en ese espacio.

Para el senador provincial electo, en el camino de la reunificación partidaria "se empezó a ordenar el partido que es el primer paso y ahora hay que recorrer el camino de los vericuetos administrativos". En este sentido, engloba lo que será la convocatoria a elecciones internas en la provincia que fue establecida para octubre y en el ámbito nacional en diciembre, cuando se renovará la conducción del comité integrando a ambos sectores.

Para avanzar en la vuelta al radicalismo, el Vicepresidente marcó la cancha y puso condiciones: quiere que el partido lo conduzca una persona de su entera confianza al frente. Tal como informó este diario el domingo, esa persona es precisamente Biffi, quien ya recibió la bendición de Cobos en algunos encuentros de dirigentes.

El ex intendente de Godoy Cruz tiene la firme intención de regresar a su cuna política y no le disgusta tener la responsabilidad de conducir el destino de la UCR mendocina. Aunque prefiere la prudencia, reconoció: "Me gustaría, pero lo más importante es la normalización y, después, si no hay resistencia, bienvenido sea (el cargo de presidente)", deslizó.

Por su parte, el ex vicegobernador Juan Carlos Jaliff opinó que "la reunión en Buenos Aires fue buena y avanzamos bastante" aunque sigue firme en su postura de no priorizar la reunificación de la UCR y en cambio considera fundamental "potenciar y replicar el modelo exitoso que es el Frente Cívico en todo el país", expresó.

Comentá la nota