Avanza el complejo de aguas termales en Médano Blanco

El complejo Termas de Campo está ubicado en Médano Blanco, en las tierras conocidas como la estancia de los Rasmussen. El campo a unos 45 kilómetros del centro de Necochea, fue adquirido por el gremio de los rurales -Uatre- con la idea de levantar allí un complejo turístico de estancia. Sin embargo, durante los trabajos, sorprendió la existencia de aguas termales, y hoy se construye lo que será uno de los centros termales más importantes del mundo.
La inversión ronda los 30 millones de pesos. "Le vamos a dar la posibilidad a Necochea de que tenga turismo todo el año", dijo el secretario general del gremio, Gerónimo Venegas, durante una recorrida por el lugar con periodistas locales y nacionales.

El lugar está en pleno trabajo, muy avanzado en todo lo que es el sector de las piletas, vestuarios y baños, y la recuperación del casco de la estancia. "El plazo de obra es de cinco años pero si la podemos hacer en dos, lo haremos" dijo Venegas al aclarar que "uno no tiene que comprometerse con fechaa" ya que surgen circunstancias ajenas como es clima, por ejemplo.

Sin embargo, se estima que para fin de año estarán terminadas las piletas -dos externas y una interna- con capacidad para 3.000 personas, por lo que todo el sector estará funcionando para la próxima temporada termal, en invierno del 2009. Las aguas termales que manan del subsuelo del campo tienen 41º y registran una salinidad de 12,5 partes por millón, que les da mayores propiedades beneficiosas para la salud del cuerpo humano.

A nivel arquitectónico, "lo primero fue recuperar la casa -el emblemático casco de la estancia-, que se la está preservando", donde funcionará un restaurante. "Será un esparcimiento conectado con vestuarios, baños, baños turcos, saunas y piletas", explicó el arquitecto a cargo de la obra, Roberto Rago.

Hay que recordar que Rago, antes de diseñar el proyecto, conoció los complejos más importantes del mundo para tomar de allí algunas de las ideas que se plasman hoy en Necochea.

En estos momentos, hay 70 personas trabajando, entre constructores y prestadores de servicio, y se estima que una vez instalado el complejo se necesitarán más de 100 personas para su funcionamiento.

El lugar -según explicó Venegas- tendrá un importante centro de convenciones para 2.500 personas, en lo que hoy es el galpón de esquila. Allí tendrá además todas las instalaciones para que el turista -principalmente extranjero- observe cómo se esquila a una oveja.

Además, el sector tiene una importante laguna que tendrá una pasarela con bancos y un chorro de agua artificial de 10 a 15 metros de alto para que los visitantes puedan descansar durante la tarde.

"Será un lugar de atracción turística y mas allá de que lo disfrutemos los necochenses y los trabajadores rurales, una vez que se ponga este lugar en el mundo, el mundo va a venir acá", aseguró Venegas.

Comentá la nota