Avanza causa judicial por la empresa trucha de seguros.

El titular del Segundo Juzgado de Instrucción y personal de Investigaciones, pese a la feria judicial, seguirán abocados a la investigación para determinar los damnificados que puedan haber sido víctimas del accionar del dueño y su hermana de una agencia de seguros trucha que venía funcionando en calle Ortiz de Rosas 322 de nuestra ciudad.
Esta mega causa tiene en principio a unas 1950 presuntas víctimas (ese es el número de "asegurados"), según la documentación secuestrada, la que está siendo analizada minuciosamente para ponderar el monto de la estafa, a la vez que se trata de determinar si alguno de los "asegurados" tuvo un accidente de importancia y se vio perjudicado.

Trascendió que el titular de la empresa es un hombre que estuvo vinculado a dos importantes empresas de seguro del medio, las mismas que lo denunciaron por haber instalado una oficina con el nombre de fantasía semejante y los mismos logos en la papelería. Cabe recordar que el detenido la había denominado "Mafre", lo que llevaba a confusión a las víctimas.

También quedó establecido que esta empresa trucha no solamente comercializaba el producto en ciudad y al menos en dos distritos -Goudge y Monte Comán- donde operaban productores. Uno de ellos ya fue detectado y fue citado a prestar declaración, razón por la cual el juzgado del caso trabajará durante la feria judicial para avanzar rápidamente con la investigación.

En torno a esta causa se abrirán dos procedimientos. Uno penal administrativo que lo sustanciará la Superintendencia Nacional de Seguros con asiento en Capital Federal, organismo que tiene bajo su órbita el control de la actividad y, por lógica tiene jurisdicción para establecer sanciones administrativas, como ser multas contra los presuntos responsables. Independientemente de ello está la cuestión penal, y por lo que se puede determinar se estaría en presencia de una organización que tenía un importante grupo de clientes con proyección a los distritos. Ante ello, la causa está caratulada como estafas reiteradas y la presunta comisión del delito de asociación ilícita.

Comentá la nota