Avanza el acuerdo para suspender por seis meses el impuesto que afecta el funcionamiento del puerto

El gobierno bonaerense, representantes y delegados portuarios acordaron hoy la decisión de suspender por 180 días el artículo 26 de la reforma fiscal de la Provincia, que creó el controvertido gravamen al tonelaje de las cargas y descargas, que afecta al puerto local.

A cambio, el gobierno tiene la intención de "subir en un punto" el impuesto sobre ingresos brutos para la actividad portuaria, incorporando a los consorcios de gestión como sujeto de tributación.

De ese modo, la Provincia declinará percibir el impuesto creado a la carga y descarga en las 14 sedes radicadas en el mapa bonaerense, que implican cerca de 750 millones de pesos, y, en cambio subirá de 3,5 a 4,5 la actual alícuota que tributa la actividad portuaria, en particular, aquellas terminales que facturan más de 30 millones de pesos, según dijeron fuentes gubernamentales.

Comentá la nota