Sin avances significativos en la reunión del gobierno y la UnTER

La reunión del gobierno provincial y la conducción de la UnTER en el Obispado de General Roca no agregó mucho más a lo que ya se había acordado en el ámbito de la Comisión de Educación.
La única diferencia quizás es que los representantes gubernamentales se comprometieron a que la revisión del presupuesto –para ver si algunos ahorros y partidas se orienten a una recomposición salarial- se hará “en el menor tiempo posible”. Por lo demás, se ratificó la gestión ante autoridades nacionales para el ingreso de Río Negro en el fondo de compensación previsto en la Ley de Financiamiento Educativo.

Del encuentro participaron el ministro de Gobierno, José Luis Rodríguez y el paritario Alejandro Betelú, mientras que por la UnTER estuvieron el secretario general Marcelo Nervi, el secretario adjunto Ricardo Berros y el secretario de prensa Pedro Bichara.

Por el sector de la iglesia, que actúa como mediadora o facilitadora del diálogo, estuvieron en la reunión el obispo de Bariloche, Fernando Maletti , el vicario del Obispado del Alto Valle, Jorge Fernández Pazos y su par de San Carlos de Bariloche, Jorge Carlos Pliauzer.

El diálogo se extendió por cuatro horas y al final se firmó un acta donde se establece que el gobierno profundizará “el análisis del Presupuesto General, como se acordara en el ámbito legislativo el día 16 de marzo de 2009, en el menor tiempo posible, manifestando la voluntad de una redistribución presupuestaría, de las partidas existentes, que pueda generar fondos para complementar una propuesta salarial general”.

Asimismo, el gobierno realizará “gestiones a nivel Nacional para solicitar que la provincia de Río Negro ingrese al fondo de desigualdades salariales contemplado por la Paritaria Nacional”.

La UnTER ratificó “el derecho a huelga, la derogación de las resoluciones 1127, 1586 del 2008 y 424 de 2009, y la revisión de los ‘cargos caídos’ por el cierre de secciones”.

En el encuentro el ministro Rodríguez reiteró la necesidad de revertir la metodología del plan de lucha, especialmente los cortes de ruta, por los perjuicios que ocasiona a la economía provincial, en tanto que Nervi hizo un racconto de los compromisos que no fueron cumplidos por el gobierno en el 2008 y la no convocatoria a paritaria que llevaron a que las asambleas se pronunciaran mayoritariamente por un paro por tiempo indeterminado. Criticaron además que se insista con el descuento de los días de paro, ya que eso significa “echar más leña al fuego”. (APP)

Comentá la nota