Más avances para que Santa Fe cuente con un parque industrial

En los próximos días se llamará a licitación para cercar las primeras 21,28 hectáreas de intervención y se elevará un proyecto al Concejo. Aunque hubo avances respecto a la provisión de servicios, aún resta definir la llegada del gas natural.
El intendente Mario Barletta reunió esta mañana a un importante grupo de industriales y empresarios para explicarles la propuesta de Área Industrial para la ciudad y los pasos que se darán en los próximos días para que Santa Fe sea un eslabón más de la Red de Parques Industriales Metropolitanos.

Las secretarías de la Producción y de Hacienda ya tienen listo el llamado a licitación para el primer trabajo: el cercado y pórtico de ingreso de las primeras 21,28 hectáreas sobre las que se intervendrá en esta etapa, las que se dividirán en 4 sectores y 31 parcelas. Esto demandará una inversión de 547.202,35 pesos, que el municipio ahorró de la sobretasa que pagan por uso no conforme las industrias radicadas en el corazón de la ciudad. De modo tentativo se estableció un tamaño mínimo de lote de 5 mil metros cuadrados, 50 metros de frente por 100 de fondo.

Junto a esto, en el transcurso de esta semana o de la próxima se enviará al Concejo Municipal el proyecto de ordenanza para regular la radicación de las industrias.

El área está ubicada en el noroeste de la ciudad, al oeste del Mercado de Abasto y sobre la avenida Teniente Loza. En total tiene una superficie de 142,15 hectáreas, pero sólo 21,28 -sobre las que se iniciarán las tareas- están protegidas por el anillo defensivo del nuevo tramo de la Circunvalación Oeste. Esto valió una queja del intendente Mario Barletta, quien dijo no entender "cómo nadie pegó un grito cuando se decidió que la traza de la avenida" dividiera el área y dejara desprotegida de posibles crecidas a la mayor cantidad de terrenos.

En el lugar hay tres cavas de 67.000 metros cúbicos, que serán rellenadas por el propio municipio. Aquí se ha estimado una inversión de $ 2.500.000 y se destinará parte de la tierra que se ha ido acumulando a raíz de la profundización de los reservorios del oeste y la que se obtenga de los nuevos trabajos que se encaren próximamente en el reservorio N° 4. Para rellenarlas se necesita una cantidad de tierra similar a la que podría acumularse en 6 manzanas por un metro de altura.

Servicios: el gas, lo más difícil

Con el apoyo de un plano, el intendente y el subsecretario de Industrias, Sebastián Fumis, mostraron las posibles llegadas de servicios a una zona que actualmente está muy desprovista, a pesar de la cantidad de barrios radicados a su alrededor. La luz eléctrica y el agua potable están medianamente resueltos.

Sin embargo, "conseguir el gas natural es lo más difícil", reconoció Barletta, quien no dudó en señalar al responsable: "La empresa proveedora Litoral Gas siempre genera algunas trabas cuando se le pide la extensión del servicio". Por eso, siguen en tratativas con la Cooperativa Recreo, que con escaso cupo disponible provee a una papelera cercana, sin que esto implique descartar a la empresa local.

El concejal, Héctor Acuña, presente en la reunión, aseguró que su bloque hará todas las gestiones posibles en el intento de que el gas natural llegue al sector.

Cuando se le dio voz a los industriales, uno de ellos planteó su preocupación por la modalidad que se empleará para descargar los efluentes. Fumis explicó que "cada empresa tendrá que hacer el tratamiento de sus efluentes en su propia planta y volcarlos luego a un lugar común, de acuerdo a los parámetros que establecen las normativas vigentes". Sin embargo, reconoció aquí un problema: "La traza de la circunvalación genera algún inconveniente y habrá que pensar, por ejemplo, en una planta elevadora" para volcarlos luego al río Salado.

Propiedad de la tierra

Respecto a la administración de los parques industriales, el intendente mencionó el proyecto de modificación de la ley para definir los mecanismos de administración de estas áreas. Dijo que "hay dos alternativas en análisis: un consorcio de propietarios o un fideicomiso.

Esto siempre nos preocupó pero queremos llevar tranquilidad a los empresarios porque nosotros proponemos que quien se instale ahí tenga el dominio de la tierra". La totalidad de los terrenos afectados son propiedad del municipio.

Fumis agregó que "trataremos de dar a los industriales el título pleno para que tengan la propiedad de los terrenos y puedan disponer de ellos".

Si bien aún no está definido el precio del metro cuadrado, Barletta aseguró que "no primará aquí un criterio de negocio inmobiliario porque lo que buscamos es ordenar la ciudad y generar un beneficio urbanístico".

Comentá la nota