“Los avances son graduales y firmes” aseguró el contador Pablo Pildain.

Salarios: Pildain destacó que “se ha mejorado en materia presupuestaria porque en el cálculo para 2008 el porcentual entre la masa salarial y el presupuesto total era 61 por ciento y para 2009 se prevé el 59. Quizá puedan parecer poco, pero para una suma anual de $ 79.600.000, de los cuales $ 48.000.000 serán para sueldos, ese porcentaje de dos puntos es significativo”.
General Pico (Agencia) - El contador general de la Municipalidad local, Pablo Pildain, afirmó que después de “todo un primer año (de gestión) dedicado al reacomodamiento” se registran algunos datos moderadamente optimistas en las cuentas comunales. Las previsiones presupuestarias, más un leve aumento en la recaudación por tasas y otras pautas que surgen de los registros económicos se transforman en “señales alentadoras” porque “los cambios son graduales y son firmes”, aseguró en diálogo con El Diario. No obstante, advirtió que el municipio tiene “poco margen de maniobra” sobre el tema de los sueldos, y reconoció que ante la eventualidad de una crisis política nacional de envergadura la comuna “no tiene ahorros para enfrentar una situación de gran magnitud” (Ver recuadro).

Atados

El funcionario recibió al cronista en su estudio particular. Respondió, en primer término, que “con respecto a los sueldos estamos atados. Por un lado, a la cuestión legal que fija el Estatuto del Empleado Municipal, y por otra parte a las variaciones que disponga el Gobierno provincial para el personal estatal. Sí trabajamos sobre la cantidad de empleados, con la única herramienta de congelar la planta existente y no cubrir las vacantes que se produzcan”, sintetizó el contador público.

Aún con esas limitaciones, Pildain destacó que “se ha mejorado en materia presupuestaria porque en el cálculo para 2008 el porcentual entre la masa salarial y el presupuesto total era 61 por ciento y para 2009 se prevé 59 por ciento. Esos dos puntos quizá puedan parecer poco, pero para una suma anual de $ 79.600.000, de los cuales $ 48.000.000 serán para sueldos, aquel porcentaje de dos puntos es significativa dado que es una variable sobre la que poco podemos intervenir”, explicó.

“Para nosotros son importantes dos cosas, haber producido esa variación, aunque leve, y estar discutiendo y trabajando sobre el estatuto para mejorar cuestiones que tienen incidencia, como por ejemplo la BAE (Bonificación Anual Especial). Esto, en una sumatoria, a cierto plazo, nos va a dar mayor control sobre todo el movimiento financiero y económico. El desafío que asumimos es el de lograr el equilibrio, o por lo menos con el mayor saneamiento posible, para cuando se produzca el cierre de la gestión”, definió el funcionario.

Reducción

Otra de las cuestiones que anota como un tanto a favor del actual gobierno de la ciudad es el de “haber logrado reducir, también levemente, el déficit. De un 21 por ciento para 2008 lo hemos llevado al 19, a lo largo de un primer año que fue exclusivamente para el reacomodamiento de las cuentas, para lograr mayor control. La proyección a largo plazo indica que todo es muy complicado, pero si logramos un buen acuerdo con el sindicato (de Empleados Municipales) y reacomodamos la parte de sueldos junto con la recaudación y la coparticipación, podremos acercarnos mucho al equilibrio que pretendemos”, se entusiasmó.

Elogió que “hay una respuesta buena de los contribuyentes, eso es relevante en estos tiempos, y, por ejemplo, en enero notamos una mejora significativa con respecto a enero del año pasado. Incidió el aumento de tasas pero también valoramos que no se haya caído la recaudación, además de contar con un buen ingreso por guías (agropecuarias)”, detalló Pildain.

Sin ahorros

General Pico (Agencia) - “Continuamente trabajamos sobre proyecciones financieras a corto y mediano plazo, más allá de tener a la vista el período anual. Pero hoy no tenemos ahorros como para encarar una crisis de gran magnitud. No obstante no creemos que eso vaya a ocurrir”, estimo el contador Pablo Pildain.

Si, pese a esa presunción, una conmoción política en este año electoral desmoronara la economía nacional, la comuna de Pico sí cuenta “con la posibilidad de modificar algunos criterios de decisión que nos permitan ir manejando las situaciones. De hecho, en meses de fuertes desembolsos para aguinaldos o la Bae, con la comprensión de nuestros proveedores hemos modificado fechas de pagos y pudimos cumplir con todo”, comentó.

“Ahora, con respecto al tema de la crisis global, en nuestro entorno no creemos que vaya a afectarnos seriamente en el plano local”, finalizó.

Comentá la nota