Avances en la causa complican la situación del funcionario denunciado

La investigación por las presuntas anomalías en que habría incurrido un ex empleado municipal de la Secretaría de Desarrollo Social, avanzó sustancialmente, a partir del secuestro de documentación y el testimonio de varios empleados como presuntos vecinos que recibieron subsidios. La instrucción se encamina al procesamiento del funcionario y su factible imputación penal.

La situación del asistente social que trabajaba en la Secretaría de Desarrollo Social comunal y fuera denunciado desde la misma dependencia por presuntas anomalías en la entrega de subsidios ha quedado seriamente comprometida en la instancia penal, a partir de avances significativos en la pesquisa.

La instrucción llevada adelante por el fiscal Gustavo Morey da cuenta que se logró recabar importantes elementos probatorios que merecerían a esta altura adelantar que implicará el procesamiento el denunciado, con la especulación obvia que la causa derivará en una imputación.

Según se confió desde la sede judicial, desde recibida la denuncia por parte de la Secretaría Legal municipal, se motorizaron una serie de diligencias, entre toma de declaraciones y allanamientos –en los que se secuestró documentación importante para la causa-, que permiten pronosticar la futura acusación penal para el agente municipal.

El sumario que se generó a partir de la denuncia de la propia dependencia comunal, que oportunamente resolvió la separación preventiva del cargo a raíz de una investigación que pesa en su contra. Se sospecha de un manejo irregular a la hora de destinar subsidios que tenía a su cargo.

Se trata del empleado de planta Claudio Mastino, trabajador social y responsable del manejo de fondos que administra el centro comunitario de Villa Italia que conforma la estructura de la Secretaría de Desarrollo Social.

Según se conoció dicho profesional tenía a cargo un cupo de subsidios (alrededor de 5 mil pesos) para la compra de materiales, alimentos, tareas de desagotes e incluso alquileres que la comuna solventa para los vecinos más necesitados.

El caso fue detectado por las propias autoridades de la Secretaría municipal, quien advirtió a través de su base de datos una curiosa superposición de subsidios, algunas firmas superpuestas, no claramente identificadas, entre otras presuntas anomalías.

AVANCE DEL EXPEDIENTE

Una vez presentada la denuncia, los funcionarios municipales prestaron declaración ante el instructor sumarial administrativo de la Secretaría Legal municipal, como así también lo hicieron trabajadores de la secretaria, de los distintos centros salud que además de detallar cómo es el manejo de los fondos habrían dejado al descubierto el dudoso proceder del agente investigado. Todas estas personas debieron hacer lo propio ahora frente al fiscal interviniente.

El dato que habría motivado la decisión presentar el caso ante la justicia penal versó sobre testimonios de personas que no conforman la planta municipal, léase aquellos que pudieron formar parte de la entrega de dichos subsidios.

Cabe reseñar que el propio doctor Marcelo Giaconi (Secretario de Legales municipal) había afirmado a los micrófonos de la Am 1560 por aquellos días que "hay elementos serios que van a ser bien merituados. Se trata de una denuncia seria que se suma a los tantos sumarios que nos toca afrontar".

Ante el escándalo, el empleado presentó su renuncia al cargo (formaba parte de la planta permanente desde el 2004) lo que generó el cierre del sumario administrativo automáticamente, no así la investigación penal que ahora entra en su etapa definitiva ante lo que ya se considera la comisión de un delito.

Comentá la nota