Avances en área de producción minera genera expectativas en Sierra Grande

Directivos de la empresa minera MCC , que desde el 2005 trabaja en la recuperación del complejo minero ubicado en Sierra Grande, confirmaron la reanudación de las tareas en la planta de concentración ubicada en el área Industrial I y las pruebas en el ferroducto, que posibilitará la producción de 2.500 toneladas en las próximas 48 horas.
Luego de la paralización de actividades en el complejo ferrifero, en las últimas horas se vive con satisfacción la puesta en marcha de la línea Nº 1. Se trata de las actividades de la planta de concentración, que luego de un arduo trabajo se logró poner en operatividad.

En la estructura se realiza la operación que permite aumentar el porcentaje de magnetita en etapas que son el proceso de molienda, separación magnética espesado y la recuperación de agua.

El concentrado se traslada al ferroducto ubicado entre las areas Industrial I y II, a través de un caño de ocho pulgadas de diámetro y 32 kilómetros de longitud que es utilizado para transportar el lodo que contiene el concentrado de hierro mezclado con agua.

En el área Industrial II, ubicada en la costa, se encuentra la planta de filtrado, el puerto mineralero y la bomba para impulsar el agua que se recupera en el filtrado.

El jefe de Producción, Carlos Alberto Calvo, confirmó que se producirán 2.500 toneladas en las próximas 48 horas, al solo efecto de probar el normal funcionamiento del ferroducto.

Se estima que mañana jueves, en dos turnos de trabajo de 12 horas, se bombeará a la zona industrial, II ubicada a 32 kilómetros del casco urbano de Sierra Grande, el mineral de hierro concentrado.

Calvo explicó que se han realizado varias pruebas y el bombeado por el ferroducto de 5.225 toneladas, que "pone de manifiesto y demuestra que la estructura que traslada el concentrado hasta el área de Punta Colorada se encuentra operable y en óptimas condiciones de operatividad".

Esa cuestión adquiere mucha relevancia porque las bombas principales del sistema de ferroducto estuvieron paralizadas durante más de 15 años y, tras un intenso mantenimiento, se dio inicio a las pruebas obteniéndose el éxito esperado.

Calvo, titular de la planta de concentración, y sus colaboradores ex – trabajadores de HIPASAM vivenciaron un momento significativo, si se considera que tuvieron la posibilidad de poner en marcha el ferroducto después de un tiempo prolongado.

Lo propio ocurrió en agosto del 2007, cuando comenzó la puesta en marcha de las plantas de preconcentración y concentración.

Calvo agradeció "el trabajo en conjunto y la cooperación permanente de todos los colaboradores, con un objetivo común de producir y exportar desde Sierra Grande el hierro al mundo ".

Se destacó el hecho que Minera Sierra Grande SA capacitó al personal, lo cual posibilitó que en la actualidad puedan operar normalmente los circuitos productivos y "esto marca a fuego a los ex trabajadores que tienen una férrea apuesta. Ellos mismos debieron migrar en la década de los ‘90 y debieron apostar fuerte al proyecto a pesar de todo y hoy las circunstancias hacen que como actividad productiva la minera genere empleo en la ciudad". (ADN)

Comentá la nota