Avance normativo contra la quema de cañaverales

Con la reforma al Código Procesal Penal (CCP) decidida por la Legislatura provincial en la sesión del último jueves, quienes sean encontrados "in fraganti" incendiando cañaverales podrán recibir una condena de entre tres y diez años de prisión.
El titular del a comisión de Seguridad, Daniel Heredia, uno de los impulsores de la iniciativa, explicó que la Cámara avanzó con la modificación de dos artículos del CCP, incorporando en los supuestos de prisión preventiva, los delitos tipificados en el art. 186 inc. 2 apartado A), B), E) y F) del Código Penal de la Nación, cuando el autor del delito sea sorprendido in fraganti.

El parlamentario oficialista precisó que dicho artículo del código penal "reprime con reclusión o prisión de tres a diez años a quienes incendien: cañaverales, bosques, viñas o cualquier otra plantación".

Heredia aclaró que el fin de esta reforma normativa busca "poner fin a este tipo de conductas delictivas, de gran frecuencia en nuestra provincia; por el alto grado de peligrosidad que implica tanto para las personas como para sus bienes y el medio ambiente general".

Sin embargo, aclaró que "no es esta modificación en particular, sino el propio código penal quien reprime al autor del delito. La ley presente solo intenta acercar a nuestros tribunales de justicia los medios procesales necesarios para que se haga efectiva la ley penal", agregó.

El legislador opinó que los datos que arroja la realidad son contundentes: "Centenares de focos de incendios, muertes en las rutas, destrucción de bienes, unidades respiratorias colmadas, etc".

Además, sostuvo que la experiencia muestra que los controles se realizan, pero en aquellos casos en que se constata en delito, muchas veces la Justicia carece de medios procesales para la aplicación de la ley Penal. Y, en ese sentido, destacó que "la reforma refiere a la conducta delictiva del sujeto que a sabiendas, y en forma intencional, inicia un incendio en un cañaveral, bosque, viña, etc, sin importar el fin que tuvo en cuenta al momento de perpetrarlo, ya que no puede ni debe haber finalidad individual que vulnere el bien común y el bienestar general".

Por último, Heredia consideró que "la iniciativa votada este jueves es de gran importancia, pues tiene el fin de dotar a nuestros jueces y fiscales de las herramientas conducentes para la real aplicación de la ley penal".

Comentá la nota