Avales para que se construya una cárcel en Rafaela

De acuerdo se manifestaron los integrantes de las distintas cooperadoras policiales de la ciudad, la construcción de una unidad penitenciaria ayudaría a resolver la sobrepoblación de la Alcaidía.
Luego de conocerse lo que el Plan Estratégico Provincial, contempla para el Nodo Rafaela y las obras que en la ciudad se proyectan, emergió el solapado debate por la instalación de unidades penitenciarias.

Aunque ya se escucharon muchas opiniones y fue rotundo el rechazo del gobierno local y los vecinos, no se aleja de la discusión la consideración que tras esta noticia surgió de entre las cooperadoras policiales de Rafaela. De acuerdo consideran sus integrantes, la idea de que el debate no se cierre y que el Estado santafesino considere la necesidad de la construcción de una unidad penitenciaria, no sólo para el Nodo sino también para la ciudad, es positiva.

En este sentido, expresaron su gratitud ante un proyecto que posibilitaría reducir los altos niveles de población en la Alcaldía local, dando un respiro al servicio, mejorando las condiciones de los internos y creando nuevos puestos de trabajo.

Asimismo, contrariamente a la conclusión con que se dio por terminada la discusión a principios de este año, los integrantes de las distintas cooperadoras policiales que existen en la ciudad, creen que es necesario replantear el tema ya no como una cuestión de "tironeo político". En tal sentido remarcaron que hay evaluar "concienzudamente" las condiciones en que se encuentran los lugares de detención actuales en Rafaela, considerando el crecimiento de la ciudad en población e influencia regional.

Falsas verdades

En el momento en que empezaron a surgir los cuestionamientos hacia la posible instalación de la unidad penitenciaria en Rafaela, CASTELLANOS consultó a Mariano Bufarini, director general del Servicio Penitenciario.

El especialista explicó que contrariamente a lo que se argumenta como formulación de rechazo, la instalación de una cárcel en una ciudad, no aumenta el índice de delitos y generará un ámbito inseguro en los barrios lindantes. Al respecto Bufarini indicó que "estos temores que se expresan en el debate son lógicos, pero no son ciertos. Las cárceles en las ciudades no traen más delitos, como dicen, no traen problemas ni inseguridad. Esto está demostrado con datos de la realidad".

A modo de ejemplo, Bufarini citó al penal de Piñeiro; nacido bajo el mismo programa que la cárcel rafaelina, esta localidad santafesina cuenta desde hace años con un penal modelo en su ejido urbano. "Ya sea en Rosario, donde hay penales en medio de la ciudad, o en Piñeiro, la delincuencia no aumenta por al presencia de la cárcel" sino pregúntenle al intendente de Piñeiro para poder corroborarlo, indicó.

Asimismo, el director general del Servicio Penitenciario, consideró que "en el debate hay cuestiones a favor y en contra que deben tenerse en cuenta, pero existen muchos mitos que sería bueno conversar".

Comentá la nota