Aval a la suba de tasas y al crédito para el polideportivo

También se aprobó en una asamblea extraordinaria la cesión de terrenos municipales para la construcción de un camping en Reta
En una caliente sesión, que empezó 55 minutos después de lo previsto, donde hubo acusaciones cruzadas y hasta algún agravio, ayer la asamblea de concejales y mayores contribuyentes (que intervienen sólo cuando se trata de cuestiones financieras y tasas, para ratificar o no las ordenanzas preparatorias) ratificó el aumento de tasas y el pedido de crédito para la construcción del polideportivo.

Además, tras la asamblea, se desarrolló la primera sesión extraordinaria del Concejo Deliberante, que aprobó la cesión de tierras para un camping en el balneario Reta.

De esquizofrenia y otras yerbas

Como a mediados del año pasado, la discusión por la autorización para concertar un crédito con la provincia de Buenos Aires, para realizar el Polideportivo Ciudad de Tres Arroyos, despertó fuertes discusiones.

La ordenanza preparatoria de esta ordenanza se votó a principios de junio del 2009, pero en el medio de marchas y contramarchas, debido al rechazo de la comunidad educativa del ex Colegio Nacional de concretar el mismo en sus tierras junto a la terminal.

Finalmente, en esa ocasión se votó solicitar un crédito, por 4,7 millones de pesos, pero sin definir el terreno donde se edificará la obra.

Como la composición del cuerpo deliberativo se modificó, con el ingreso de concejales de los bloques de la UCR y el PJ y la polémica se renovó.

Al comienzo de la asamblea, la concejala Marta Ostiza, del Bloque Vecinal, explicó la importancia del polideportivo para la ciudad de Tres Arroyos, argumentando la relevancia del mismo para la inclusión social, que asimismo es un pedido de la comunidad y que es una forma de retribuir a los contribuyentes.

Pero antes de ello, requirió una moción con la que se le agregó en plena sesión un artículo al proyecto de ordenanza, donde el cual dice: "el lugar de la construcción del Polideportivo Ciudad de Tres Arroyos será designado por el Concejo Deliberante a propuesta del Departamento Ejecutivo".

Ante ello Raúl Alí, de la UCR, pidió un cuarto intermedio, ya que consideró que no se podía cambiar una ordenanza en plena asamblea con los mayores contribuyentes. Inmediatamente, la ex concejala y mayor contribuyente Susana Dibbern se acercó a los concejales oficialistas y les dijo que era una falta de respeto cambiar la ordenanza de esa forma, y que habían estado esperando desde las 20 y no se los había notificado.

Finalmente los vecinalistas convencieron a los radicales de volver a sesionar, teniendo en cuenta que el cambio tenía que ver con un pedido de algunos bloques de la oposición, ya que el texto de la ordenanza decía que el Ejecutivo era quien podía designar el lugar de la construcción.

Luego de las discusiones, donde los radicales Alí y Dibbern cruzaron fuertes palabras con los vecinalistas Furmento y Sage, que acusaron a los primeros de querer "embarrar la cancha", volvió la corta calma.

La concejala Marta Naveyra, también de la UCR, si bien señaló que es importante la construcción del polideportivo, justificó el voto negativo de su bloque a través de cuatro argumentos, entre los que se destaca que "no es el momento económico oportuno" para el pedido del crédito, que el crédito no cubre el 100 por ciento de la obra y que el municipio se va a tener que enfrentar a los gastos; y, además, explicó que hay otras prioridades antes que el polideportivo.

En el mismo sentido Martín Garate, del PJ, también destacó la importancia de la construcción de la obra, pero también cuestionó la conveniencia de tomar el préstamo en un momento en que se le pide un esfuerzo a la comunidad al incrementar las tasas y, a su vez, por el déficit que tuvo la Municipalidad en el último ejercicio.

Luego de que Arnaldo Gugliemetti (Acción Comunal) argumentara su voto positivo, volvieron a crisparse los ánimos, cuando el edil del Movimiento Vecinal Eduardo Sage se refirió a lo que dijeron los concejales del PJ y la UCR. "Escuchamos con sorpresa que es un momento inoportuno", la construcción de una obra pedida desde hace años por la comunidad.

Se refirió a "los pibes" que "incluiría" la obra y rebatió el argumento vinculado a los problemas económicos de la Municipalidad, indicando que a fines de este año se terminaría de pagar la obra de gas, porque lo que se podría pagar "sin problemas".

Además, hizo hincapié en la importancia social de la obra y afirmó que "si este debate lo hicieran en el 2001, con peores condiciones económicas, habría más razones para hacer el polideportivo".

Lo más fuerte de la noche siguió luego, cuando dijo que los discursos de los ediles del PJ y la UCR eran esquizofrénicos, porque "por un lado dicen que es importante, pero votan en contra".

Tras esa bomba discursiva, Valentina Pereyra del PJ tomó rápidamente la palabra e irónicamente se mostró satisfecha, porque "las palabras inclusión social se agreguen a la agenda del intendente y al vecinalismo".

También, señaló que "la inclusión social no se alcanza con una obra, sino con programas". En ese sentido, dijo que "no existe en Deportes programas ni proyectos" y que tampoco queda claro cómo trabajan coordinadamente en las demás áreas en pos de esa meta.

Naveyra también devolvió gentilezas a Sage y dijo que para lograr inclusión social se debería haber incrementado el presupuesto de Deportes y, por último, Martín Garate se mostró ofendido por lo que consideró "un agravio" y "una falta de respeto" de parte del edil vecinalista.

Más allá de esta fuerte discusión y de los votos negativos del PJ y la UCR, minutos después se ratificó el pedido del crédito para el polideportivo por parte del municipio.

Las tasas y el camping

El otro proyecto que ratificaron los ediles y mayores contribuyentes fue la modificación de la ordenanza impositiva y fiscal, que provoca el aumento de tasas urbanas, sanitarias y la de los servicios universitarios a partir de este año.

La ordenanza preparatoria se había votado en la última sesión del 2009, donde el bloque vecinalista impuso por mayoría el incremento de estas tasas.

Luego de la asamblea, se efectuó la breve sesión extraordinaria en la cual se avaló por unanimidad la cesión de terrenos municipales a un inversor privado para la construcción de un camping en balneario Reta, en la zona conocida como El Pinar.

Comentá la nota