Aval político sin certezas para Chihuido I

De Vido estuvo en Neuquén y respaldó el proceso de licitación de la represa en Neuquén. Pero todos admiten que hay que “esperar” por lo menos hasta mayo del año próximo. Se especula con que el Estado nacional ponga dinero para aportar al financiamiento
El proceso de licitación de la represa Chihuido I recibió el aval político expreso del superministro de la administración kirchnerista, el responsable de Planificación y Obras Públicas, Julio De Vido. Pero lo cierto es que lo único que se dijo respecto de las dudas que ha generado el nuevo escenario financiero nacional e internacional es que habrá que esperar al 12 de mayo del año que viene. Ese día recién se sabrá con certeza si habrá o no oferta económica de las empresas interesadas.

De Vido estuvo en la provincia, como estaba previsto, y visitó la represa Piedra del Aguila, para confirmar “in situ” que habrá agua suficiente este verano para cubrir la demanda energética, siembre al borde del abismo, en Argentina. El funcionario nacional fue recibido por el gobernador Jorge Sapag, quien lo acompañó en todo momento, y con quien se habló no solo del tema Chihuido, sino también del programa Petróleo Plus, que –dijo De Vido- será anunciado muy pronto.

Las declaraciones públicas fueron escasas, pero este diario pudo confirmar de distintas fuentes que la composición de lugar que hace el gobierno provincial sobre la situación es la siguiente:

* Se admite que la situación financiera hizo que cambien las reglas de juego. Ante esto, era necesario salir a enfatizar que el proceso por Chihuido I y II seguirá su marcha como estaba previsto. Y que nada podrá afirmarse antes del 12 de mayo de 2009, día en que se abrirán los sobres con la oferta técnica y económica de las empresas interesadas.

* Aunque no se sabe como quedará la situación respecto de las AFJP, se especula con un posible financiamiento desde la misma caja de jubilaciones, ahora directamente desde el Estado, para hacer más viable el financiamiento de los privados. “El dinero de los jubilados no va a quedar guardado en una caja, tendrá lugares de inversión, y Chihuido I es una obra rentable y para producir energía limpia y barata”, ha dicho Elías Sapag.

* Si no hay ofertas privadas para hacer la represa, igual no se abandonará el proyecto. “Tendremos que sentarnos con Nación a evaluar los pasos para hacer la presa”, se dice.

* Se ha revitalizado también el proyecto redimensionado de Chihuido II, actualmente pre-adjudicado a la empresa IMPSA, que se ha presentado también por Chihuido I. La provincia ya notificó a la empresa los cambios técnicos derivados del proyecto Chihuido I: el dique serán más bajo, con un vertedero distinto. Y no se hará en la primera etapa el desarrollo agrario de Lagarde, programado para instalar una bodega.

Comentá la nota